Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Despegue de la nave Starship, este jueves desde Texas

Despegue de la nave Starship, este jueves desde TexasAFP

La nave con la que Elon Musk quiere llegar a Marte vuela una hora, pero explota al reingresar en la atmósfera

Pese a que ha alcanzado la órbita, el amerizaje en el Índico que estaba previsto no ha sido finalmente posible

Importante éxito de SpaceX, la constructora aeroespacial de Elon Musk, en su tercera de prueba de vuelo de la meganave espacial Starship, que previsiblemente llevará a una nueva generación de astronautas de vuelta a la Luna en unos años y con la que el magnate sudafricano quiere llegar incluso a Marte.

Tras no lograrlo en los dos intentos previos, este jueves SpaceX sí ha conseguido alcanzar altura orbital. Ahí ha permanecido durante unos 45 minutos antes de iniciar la reentrada en la atmósfera, donde no ha logrado sin embargo atravesarla por completo para acabar hundiéndose en el océano Índico, tal y como estaba previsto.

Con todo, el equipo de SpaceX ha considerado la jornada un hito. Se trata de la primera vez que se ha visto a la nave volar en plenitud alrededor de nuestro planeta durante casi una hora, una duración mucho mayor que los ocho minutos que anotó en la segunda prueba, el 18 de noviembre. En su punto álgido, la nave ha alcanzado 160 kilómetros de altura y una velocidad de 26.000 km/h.

No obstante, aunque se ha adentrado en las capas atmosféricas superiores, la señal se ha perdido y, varios minutos más tarde, los técnicos han confirmado que el amerizaje que debía poner el punto y final a la prueba no ha sido posible. En esos momentos, la nave realizaba su descenso a más de 25.000 km/h.

De igual manera, la compañía ha señalado que se han completado varios de los objetivos que estaban previstos durante el vuelo, como abrir y cerrar la puerta de carga útil de la nave y transferir combustible de un tanque a otro. Otros de estos propósitos incluían el primer reinicio de un motor Raptor en el espacio y un reingreso controlado.

Tampoco ha sido posible recuperar el Super Heavy Booster, el propulsor que, tras separarse de la Starship, debía regresar en buenas condiciones a tierra al estar diseñado para ser reutilizable. Aún así, solo ha explotado en el último momento, a diferencia de lo que ocurrió en el lanzamiento de noviembre, cuando estalló al poco de desprenderse.

El lanzamiento de este jueves se ha producido en la fecha del 22º aniversario de SpaceX, que fue fundada por Musk el 14 de marzo de 2002.

Con sus 122 metros de altura cuando está unido al cohete Super Heavy Booster, la nave es la más grande jamás construida y será, cuando sea plenamente operativa, también la más potente.

Comentarios
tracking