Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

La película se estrena este viernes en los cines españoles

La película se estrena este viernes en los cines españolesKarma Films

Crítica de cine

'En nombre de la tierra': una asombrosa cinta de animación para adultos

«Es una historia llena de fuerza cuya dureza está bien envuelta en una belleza irresistible»

El premio nobel de literatura de 1924, el polaco Władysław Reymont, escribió entre 1897 y 1909 una novela llamada Los campesinos. La obra ya fue llevada al cine anteriormente en 1973 por el director polaco Jan Rybkowski. Ambientada en una aldea rural de principios del siglo XX, y estructurada en cuatro partes que se corresponden con las cuatro estaciones del año, la novela nos lleva a la difícil vida de los campesinos que el autor pudo conocer de cerca durante su infancia.
El argumento nos cuenta la historia de Jagna Paczesiówna, una joven hermosa que se enamora de un hombre casado, Antek Boryna, que es el hijo del campesino más rico del pueblo y con más tierras, el viudo Maciej. Cuando este le pide matrimonio a Jagna, cuya madre le obliga a casarse, la existencia de la joven se convertirá en un tsunami de infortunios y humillaciones, en línea con personajes coetáneos como Anna Karenina o Madame Bovary.
Todo sucede en el contexto de un catolicismo con mucha presencia formal, pero que ha dejado de ser realmente incisivo en la vida de las personas. Estamos, pues, ante un drama –o melodrama, o incluso tragedia- muy emparentado con las novelas realistas pesimistas del XIX, de fuerte carácter social.
Pero vayamos a la película de Dorota Kobiela y de su esposo Hugh Welchman. Este matrimonio cautivó a público y crítica con sus técnicas de animación para la película Loving Vincent (2017), sobre el pintor Vincent Van Gogh, y que estuvo nominada a Mejor película animada en la nonagésima edición de los Oscar. Ahora vuelven a emplear esa compleja técnica para En nombre de la tierra. A los actores se les filma delante de un croma en el que van a ir los fondos, pintados a óleo o a acuarela, y animados digitalmente en 3D.
Posteriormente se «pictorizan» los personajes, dando como resultado un cuadro viviente realmente sorprendente. Para los fondos la película ha requerido el trabajo de más de 90 pintores del norte de Europa que se han inspirado en obras pictóricas de la época. Las escenas de los bailes se vuelven especialmente llamativas por su complejidad técnica. Por tanto, aunque se trata de una cinta de animación, se sostiene sobre la interpretación de actores, y en ese sentido hay que destacar el trabajo de Kamila Urzędowska, en el papel de Jagna.
La película asombra en el plano estético y encoge el corazón en el plano dramático, ya que nos pone sobre la mesa las peores pasiones del ser humano: la envidia, la lujuria, la codicia, la venganza… Todos los personajes coinciden en la misa del domingo, sin que ello signifique nada medianamente real. No hace falta decir que el hecho de que se trate de una cinta de animación no significa que sea una cinta familiar. De hecho, hay escenas de violencia y de sexo. En cualquier caso, es una historia llena de fuerza cuya dureza está bien envuelta en una belleza irresistible.

Temas

Comentarios
tracking