Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Josep Pedrerol es acusado de maltrato, vejación y humillación en El Chiringuito

Josep Pedrerol es acusado de maltrato, vejación y humillación en El ChiringuitoGTRES

Televisión

La dura acusación de un extrabajador de El Chiringuito a Pedrerol: «Me hacía ir con miedo y terror al trabajo»

«Era un absoluto infierno», comentó

Es de conocimiento público el maltrato que tiene Josep Pedrerol con algunos de sus tertulianos, véase el caso de Siro López o Cristina Cubero. La segunda volvió al programa y decidió perdonar los encontronazos que tuvo con el presentador de El Chiringuito. Pero lejos de hacer lo mismo estuvo Siro López, que decidió abrir la caja de pandora y contar los maltratos que se viven en el programa. El periodista deportivo, López, contó que Pedrerol lo denunció por competencia desleal. Pero nada salió como Pedrerol esperaba, ya que un extrabajador decidió contar su versión de la historia.
El exeditor del programa, Pablo Espinosa, fue citado por Siro López como testigo en el juicio. Fue el propio editor, quien publicó el fragmento del juicio que contiene su declaración y en la que denuncia el maltrato, la humillación y los comentarios vejatorios que recibió por parte del presentador Josep Pedrerol durante su paso por el programa. «Mi puesto era el de editor, que en un medio de comunicación normal es como el jefe de redacción, y en El Chiringuito hacía de jefe de redacción, preparaba las escaletas y además hablaba durante el programa con él, pero verdaderamente yo estaba ahí para parar golpes», explicó en la declaración.

Algunas de las frases que más escuchaba Pablo Espinosa por parte de Pedrerol eran: «No vales», «eres un inútil», «Ya hablaremos, porque te voy a echar», sin embargo, Espinosa asegura que «No conozco a nadie al que haya echado, todo el mundo dimitió». También le decía que le «estaba jodiendo el programa» o que el editor de Jugones, que tenía 20 años más de experiencia, «me pintaba constantemente la cara y que era mucho mejor que yo». A pesar de estar bien remunerado (cobraba 3.300 euros netos a sus 24 años), toda esta situación le hacía «ir con miedo y terror al trabajo» y eso lo llevó a dimitir. Lo curioso es que en la misma semana que él dimitió, lo hicieron también otras tres personas, «Fermín Canas, Manolo Salvanés y Borja Velasco».
El puesto de editor es el que las personas intentan evitar y según cuenta Espinosa, se le denomina ‘la silla eléctrica’ y «el récord en once años de programa está en dos años, nadie dura muchos meses (en ese puesto)», explicó Pablo Espinosa. Según el exeditor el peor horario era a las 20:45, «Era cuando tenía que bajar junto al resto, sentarme al lado de él y contarle el programa que habíamos pensado», comenzó diciendo Espinosa y añade que «Ese momento para mí era el absoluto infierno, porque era el momento en el que de forma directa y delante de tus compañeros te iba a humillar. Recuerdo miedo, temor, pavor... Y eso aún se agrandaba más a las 23:30».
«Ese momento para mí era el absoluto infierno. Recuerdo a las 23:20 cuando ya veía que me iban a avisar de que iba a llegar, mirar con temor el móvil o querer apagarlo porque el mensaje de 'Pablo, baja' significaba que los próximos quince minutos iban a ser de ganas de vomitar», recordó Espinosa. También confesó haber vomitado en los lavabos en numerosas ocasiones y tuvo que medicarse para poder aguantar en el programa.
Comentarios
tracking