28 de noviembre de 2022

El Gran Teatro Liceu de Barcelona dio un concierto con plantas para conciencias de la importancia del público después del confinamiento, en junio de 2020.

El Gran Teatro Liceu de Barcelona dio un concierto con plantas para conciencias de la importancia del público después del confinamiento, en junio de 2020.Gtres Online

Cultura

El «precipicio» de la cultura: público y recaudación caen un 75% en 2020, según la SGAE

La fundación pide apoyo del sector público  para «una cultura en coma» en la que se salvan las plataformas de vídeo, los videojuegos y la música grabada

Poca autocrítica en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en la presentación de su anuario. Tiene sentido, ya que el principal factor influyente en la debacle del sector cultural en el último año ha sido la pandemia. Y uno de los principales perjudicados, junto a la restauración, ha sido el mundo de las artes y el espectáculo.
Antonio Onetti y Juan José Solana, presidentes de la SGAE y de la Fundación SGAE respectivamente, han presentado datos poco esperanzadores para las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales en su informe sobre 2020; unos datos que muestran una fatídica «cultura en coma» que «demanda el apoyo de las instituciones», en palabras del propio Solana.
La SGAE pide apoyo del sector público mientras dibuja un panorama desolador en contraste con el optimismo del ministro de Cultura, Miquel Iceta, que este lunes vaticinó que «entre los presupuestos y las reformas, la cultura va a pegar un subidón» tras la pandemia.

Cine y escenarios, en caída libre

En el caso de las artes escénicas, en comparación con 2019, el número de funciones cayó un 49,8%, aunque los datos más afectados fueron los espectadores, que bajaron un 75,7%, y la recaudación, que disminuyó un 71,8%. Durante 2020, se registraron un total de 25.553 funciones de artes escénicas a las que acudieron 3,4 millones de personas. En 2020 se recaudaron 67,3 millones de euros con espectáculos de artes escénicas, lo que equivale a 168,4 millones de euros menos y una caída del 71,8% en relación a 2019.
Por ejemplo, dentro de las arte escénicas la caída de espectadores en el teatro fue del 49,2% (con 60,9 millones de euros de recaudación); en danza, la caída de espectadores fue del 75,3% (229.297 personas) con un 68,2% menos de recaudación (2,7 millones de euros) y en ópera y zarzuela hubo una caída del 87,8% de espectadores y un 83,8% de recaudación (3,7 millones de euros menos).
En el campo de la música, en España se realizaron un total de 45.306 conciertos de música popular, un 50,3% menos que un año antes, con una pérdida en términos absolutos de 45.800 conciertos. Los macrofestivales y conciertos de música popular concentraron, en 2020, a 5,9 millones de personas, lo que equivale a un decrecimiento de la asistencia del 79% o, en valores absolutos, 22.335.728 espectadores menos. La venta de entradas a conciertos y macrofestivales celebrados en 2020 produjo unos ingresos de 102,3 millones de euros.
En cuanto al cine, el número de pantallas descendió hasta las 3.585 en 2020, perdiéndose 89 en el último año (el 2,4%). En ellas, se ofrecieron 1.586 películas, 276 menos que el año anterior, lo que refleja una caída del 14,8%. En el año objeto de estudio, se registraron 1,6 millones de sesiones, lo que supone, en relación al año 2019, una pérdida del 57,4%. A ellas asistieron 26.549.899 personas, 78.434.668 menos que un año antes (el 74,7% menos). Durante 2020, se recaudaron 159 millones de euros, 456,5 millones de euros menos que un año antes, lo que equivale a una pérdida del 74,2% en comparación al año anterior.

Netflix se come la tarta

En el mercado del vídeo, se percibe un incremento del número de abonados a plataformas de contenidos audiovisuales de pago. En 2020, las que contaron con el mayor porcentaje de abonados fueron Netflix, con el 35,8% (8,4 puntos más que un año antes), Movistar+, con el 17,7%, y Amazon Prime Video, con un 16,7%. Por su parte, el mercado físico de los videojuegos creció en España un 4,8 % en 2020, en comparación con el valor obtenido un año antes. No obstante, el dato supone solo el 51,9 % de los ingresos registrados en su mejor momento, en 2007.
El Anuario SGAE también recoge cada año las cifras de consumo televisivo y radiofónico. En 2020, la media del televisivo creció hasta los 231 minutos de persona al día, lo que implica un aumento de 19 minutos. Los ingresos publicitarios en televisión, por el contrario, bajaron por tercer año consecutivo. Pérdida que supuso un 18,4% en relación al año anterior y que significa el 57,9% de la cifra registrada en 2007. Al contrario de lo que ocurrió con la televisión, la media de consumo radiofónico en España durante 2020 vuelve a retroceder, cayendo hasta los 94 minutos diarios por persona, tres minutos menos que en 2019. También disminuyen los ingresos publicitarios en este medio, cuyo resultado en 2020 supone un retroceso del 22,9% en relación al año anterior y representa el 71,7% de la cifra de 2007.
«Confiamos en que cambie la tendencia», manifestó Juan José Solana, presidente de la Fundación SGAE, aunque los responsables del informe ven de momento una tendencia «muy parecida a la de este año, como un espejo, un poquito mejor hacia el final». En general, no confían en que los datos remonten: «Notamos cierto miedo; hay butacas vacías que hace unos meses no había con la limitación de aforo y van a ser datos malos. Pero lo importante es que os daños sean por un tiempo corto», concluyen.
Comentarios
tracking