29 de junio de 2022

Pilar Alegría, libros de historia

Pilar Alegría, ministra de Educación

Una Historia sin Reyes Católicos en la nueva Ley de Educación

En la LOMLOE los bachilleres pasarán de puntillas por todo lo sucedido más allá de dos siglos atrás para centrarse en el «complejo camino» hacia la democracia

La nueva Historia de España de la nueva Ley Educativa del Gobierno parece el anuncio de un nuevo modelo de producto. Un coche, un televisor, un teléfono. La historia tratada como un objeto donde no se podrá encontrar nada sobre los visigodos, Al-Ándalus o los Reyes Católicos. Una España que más allá de La Pepa, la Constitución de 1812, apenas existirá y así no la conocerán los jóvenes bachilleres españoles.
La memoria democrática, los nacionalismos, la identidad o el desarrollo sostenible se imponen a los Austrias, a la Prehistoria o al Medievo. El nuevo «sentimiento nacional» es la «diversidad identitaria», una asignatura donde se pone de relieve la II República: «Las grandes reformas estructurales que acometió la II República, identificando sus logros y las reacciones antidemocráticas que se produjeron y que derivaron en el golpe de Estado que supuso su fin».

La libertad, «eje vertebrador»

Una idea que tiene entre sus propósitos que los alumnos adquieran la capacidad de formar «juicios propios argumentados en fuentes fiables y en trabajos históricos contrastados, que eviten la desinformación y favorezcan el diálogo». 
Es la sustitución del llamado modelo «enciclopédico» por el denominado «competencial» donde «la libertad» como «eje vertebrador» sólo se puede entender desde la Constitución de Cádiz, y no a través de cualquier época anterior, pasando por hitos insustituibles como la citada II República, frente a los «conflictos y las consecuencias del uso dictatorial del poder».
Una nueva Historia donde se habla del «origen y la evolución del nacionalismo español en el siglo XIX» para tomar «conciencia del papel que juegan en la actualidad, para respetar los sentimientos de pertenencia, la existencia de identidades múltiples y las normas y símbolos que establece nuestro marco común de convivencia».

«Bienestar del alumno»

La asignatura donde los alumnos también abordarán «los mecanismos de dominación, control, subordinación y sumisión» que han sufrido las mujeres a lo largo del tiempo. La Historia Contemporánea que tiene su reflejo en otras disciplinas de la educación como las Matemáticas, a las que se dará un «sentido socioemocional», más recientemente llamado «destrezas socioafectivas», para «erradicar ideas preconcebidas» y «fomentar el bienestar del alumno y el interés por esta disciplina». 
El «bienestar» que no tiene la ley actual sino su aplicación ad hoc según de qué comunidad autónoma se trate, como en Cataluña, donde, sin LOMLOE que valga, sólo se estudia Historia desde 1700 (frente a la Prehistoria donde empieza el resto de estudiantes españoles). Los resultados y términos finales de la nueva Ley se esperan, con su aprobación, a final de mes.
Comentarios
tracking