29 de septiembre de 2022

La escritora y opositora rusa Liudmila Ulítskaya

La escritora y opositora rusa Liudmila UlítskayaEditorial Anagrama

Liudmila Ulítskaya, Premio Formentor de las Letras: «Ya ha empezado la Tercera Guerra Mundial»

Esta noche recibirá en Las Palmas de Gran Canaria este galardón por el «poderoso aliento narrativo» de su literatura

El boicot cultural a Rusia por su invasión a Ucrania genera controversia cuando afecta a creadores represaliados y críticos con el totalitarismo como la escritora Liudmila Ulítskaya, opositora a Putin; el cineasta Andrei Tarkovsky, muerto en el exilio, o Dostoyevski, apasionado defensor de la libertad.
Liudmila Ulítskaya abandonó Moscú cuando Putin decidió invadir Ucrania. Desde entonces ha sido muy crítica con la política del presidente, al que ha calificado como un hooligan, «un gamberro en una calle de barrio bajo por la noche» y piensa que la tercera guerra mundial «ya ha empezado» y como prueba evidente de ello son los hechos ocurridos el pasado 24 de febrero, cuando comenzó la invasión de Ucrania.
Ulítskaya (Dablekánovo, 1943) es una de las escritoras de mayor alcance de la literatura rusa contemporánea. Autora de quince libros de ficción, cuentos para niños y obras de teatro traducidos en más de quince países y con más de 4.500.000 lectores, en España ha sido publicada por las editoriales Anagrama, Lumen y Alba y Automática lo harán en noviembre. Esta noche recibe en Las Palmas de Gran Canarias el Premio Formentor de las letras por el «poderoso aliento narrativo» de su literatura, un galardón que supone para ella «un chute vitamínico» en estos momentos «de bajón» para el mundo. El presidente del jurado que le ha concedido el premio Basilio Baltasar ha asegurado que a pesar de ser desconocida en España, «ha despertado un oleada de interés, curiosidad y atención». Por otro lado apunta que la finalidad de unos premios literarios deberían ser «ayudarnos a descubrir autores y a leer su gran obra literaria».
En diversas ocasiones ha sido una posible candidata al Premio Nobel de Literatura, pero admite que está convencida de que no lo llegará a recibir y responde entre risas que «el segundo puesto es mucho mejor que el primero».
Aunque todavía no se ha abierto paso en el panorama literario de España, grandes obras de nuestra literatura sí lo han hecho en la escritora rusa y comenta que El Quijote fue el primer libro para adultos que leyó a la edad de seis años: «No sé lo que entendía pero viví un año con ese libro», rememora la escritora, que recuerda también cómo la literatura latinoamericana causó en Rusia una «explosión tremenda» en los años 70 y 80, de tal forma que supuso el descubrimiento de las letras mundiales a través de las traducciones del español.

La historia se vuelve a repetir en Rusia

En un encuentro con periodistas, la escritora ha arremetido contra Putin y le califica de un personaje «con pocos talentos, poca gracia y poca humanidad». Además, ha advertido que el presidente es capaz de pulsar el «botón nuclear», aunque señala que «por suerte» entre ese botón y el presidente existe una cadena de personas que «tal vez, le paren los pies». A 212 días del comienzo de la guerra, la autora de Snechka ha confesado que al ver las escenas de los rusos que huyen de la movilización parcial decretada por Putin es inevitable que se acuerde de su familia (sus abuelos y madre) «que se fueron de Moscú al comienzo de la Segunda Guerra Mundial».
Subraya el paralelismo entre los años 20 del siglo XX cuando tras la revolución bolchevique de Rusia fueron expulsados «enormes masas de intelectuales y artistas» y lo que está sucediendo en la actualidad, algo que ha querido plasmar en una obra literaria.
La galardonada ha expresado su gran tristeza al saber que otro de los premiados, un ucraniano, ha rechazado participar en el encuentro de traductores que se celebra dentro del marco de las Conversaciones Literarias de Formentor en Las Palmas debido a que a ella, una rusa, se le entrega un premio y recalca que: «la política forma parte de la cultura y no al revés». Sin embargo, confían en que «la comprensión de quién es quien vencerá estos sentimientos y cambiará la situación».
Comentarios
tracking