07 de diciembre de 2021

Freddie Mercury, cantante del grupo Queen, falleció el 24 de noviembre de 1991

Freddie Mercury, cantante del grupo Queen, falleció el 24 de noviembre de 1991

Cinco clásicos de Freddie Mercury y Queen en el 30º aniversario de la muerte de 'la leyenda del rock'

El legendario líder de la banda británica se consagró como uno de los mitos más importantes de la historia de la música
Brian May contaba cómo fueron los últimos días de Freddie Mercury en el mundo. «Siempre me decía: 'Quiero seguir trabajando, como siempre, hasta que caiga. Eso es lo que quiero. Y me gustaría que me ayudaras, y no quiero ninguna discusión al respecto'». Lo mismo recuerda Roger Taylor: «Cuanto más enfermo se sentía, más parecía que necesitaba grabar. Para darse a sí mismo algo que hacer, alguna razón para continuar, venía al estudio cuando podía. Así que fue un periodo de trabajo intenso». A principios de los años 90, Freddie Mercury había contraído VIH, y sus compañeros de Queen estaban al tanto. 
Fue el 23 de noviembre de 1991 cuando decidió hablarle al mundo de su enfermedad. La estrella del rock visibilizaba así una enfermedad con la que llevaba lidiando varios años. Pero el impacto que supuso la confirmación por parte del propio artista se agigantó porque al día después de su confesión, el cantante murió de sida.
Hasta ese momento, pocas personas del entorno más cercano de Freddie Mercury sabían el verdadero diagnóstico de la estrella: su pareja, Jim Hutton; su ex novia de juventud y amiga de toda la vida, Mary Austin, y el mánager de Queen, Jim Beach. Y cuando la enfermedad mostraba sus primeros síntomas, el cantante se lo explicó al resto de miembros del grupo, que lo mantuvieron en secreto por decisión expresa del cantante.
«Como consecuencia de las grandes conjeturas aparecidas en la prensa en las dos últimas semanas, es mi deseo confirmar que me he hecho las pruebas de VIH y tengo sida. Creo que ha sido conveniente el mantener esta información en secreto para proteger la intimidad de los que me rodean», comenzaba el comunicado de Freddie Mercury que leyó a la prensa Roxy Meade, agente publicitaria de Queen.
Nacido en Zanzíbar en 1946 con el nombre de Farrokh Bulsara, se convirtió en el vocalista de Queen en 1969 y consiguió que su música perdurara en el tiempo, incluso después de su muerte. Sus canciones se han convertido en un gran legado para las futuras generaciones.

Cinco clásicos para rendirle homenaje

Bohemian Rhapsody, 1975
Esta canción y sencillo de la banda británica fue escrita por Freddie Mercury para el álbum de 1975 titulado A Night at the Opera. Marcó un antes y un después porque presenta una estructura inusual, más similar a una rapsodia clásica que a la música popular, con una duración de más de seis minutos.
Somebody to love, 1976
Esta es la canción principal del disco A Day at the Races del grupo. Además, es una de las más escuchadas del grupo. Aunque continúa las melodías de Bohemian Rhapsody, tiene un sabor gospel más pronunciado y un ritmo de fondo conmovedor.
I want to break free, 1984
Incluida en su disco del álbum The Works, esta canción fue lanzada como el segundo sencillo en abril de 1984, con Machines como lado B, y alcanzó el puesto número tres en Reino Unido. Pero lo que más calado tuvo fue el videoclip, uno de los más recordados de la banda, en el que sus integrantes parodian una telenovela británica de la época llamada Coronation Street caracterizados como mujeres.
Under pressure, 1981
Muchas colaboraciones de alto nivel en el mundo del rock caen en saco roto, pero la de Queen con David Bowie será eterna. Originalmente lanzada como sencillo en octubre de 1981, más tarde fue incluida en el álbum de Queen de 1982, Hot Space. El tema alcanzó el número uno en la lista de singles del Reino Unido, convirtiéndose en el segundo éxito número uno de Queen en su país de origen (después de Bohemian Rhapsody de 1975, que encabezó la lista durante nueve semanas).
We will rock you, 1977
Una canción corta (dos minutos), con fuerza y directa, además del ritmo más famoso de la historia del rock, y probablemente de la música pop. Un elemento básico de los deportes junto con We Are the Champions. Fue editada por primera vez en el sexto álbum de Queen, News of the World, en 1977.

Cinco canciones 'menos conocidas'

Las canciones menos populares de Freddie Mercury y Queen merecen también ser rescatadas. Tal es el caso de A winter’s tale, The millionaire waltz, It’s late, ‘39Bijou.
A winter’s tale, 1995
Ésta es la última canción escrita totalmente por Freddie Mercury, quien se inspiró al ver a 'sus cisnes' en el lago, las montañas, y sentir el aire invernal de Mountreux, en Suiza, donde pasó sus últimos días antes de fallecer. Es la décima canción y segundo sencillo del disco Made In Heaven.
The millionaire waltz, 1976
Esta canción, muy aparecida en lo melódico (y en la duración, ya que dura cinco minutos) a Bohemian Rhapsody, la escribió Freddie Mercury en alusión al mánager de Queen y Elton John, en ese momento John Reid. La canción se publicó en 1976 como parte de su disco A Day at the Races.
It’s late, 1977
Esta canción fue un sencillo del álbum News of the World. El formato del tema fue una idea de Brian May, que quería hacer una canción en tres actos teatrales para la letra de la canción.
‘39, 1975
La canción, compuesta por Brian May, ha sido definida como una «balada folk». En la versión de estudio, la canción fue interpretada por Brian May, mientras que en las presentaciones en vivo era interpretada por Freddie Mercury, como se puede escuchar en el disco en vivo Live Killers.
Bijou, 1991
Bijou es un tema del álbum Innuendo en el que el guitarrista Brian May demuestra un excelente dominio de su instrumento, que se convierte en el factor principal del tema. También cuenta con una pequeña parte vocal, ubicada aproximadamente a la mitad de la canción.
tracking