08 de agosto de 2022

Fernando Alonso Fórmula 1 2022

Fernando Alonso ha disputado más de 300 grandes premios en su carrera deportivaAFP

Deportes

Los cambios en Fórmula 1 que pueden beneficiar a Fernando Alonso

La nueva regulación espera reducir las diferencias entre los equipos y ceder el protagonismo a la maestría de pilotos, como Alonso, y al espectáculo

La nueva temporada de Fórmula 1 puede volver a situar a Fernando Alonso en la pole por las cotas más altas. Los cambios introducidos en el reglamento, dentro y fuera de la pista, quieren poner la competición en manos de los pilotos, igualarla en los coches y ofrecer carreras más trepidantes a los aficionados. El piloto de Alpine puede, a sus 40 años, volver a poner en la meta de sus carreras convertirse en campeón.
Los objetivos actuales del asturiano de rascar algún punto o rozar el podio, como en el último Gran Premio de Sochi, podrán quedarse en anécdota el próximo año. La pandemia de coronavirus ha obligado a posponer al año que viene estos cambios, previstos para la actual temporada. Sin embargo, según la propia F1 y la FIA, a la hinchada le espera un 2022 de carreras con más cercanía entre los coches o más adelantamientos.

Fair play financiero

Las pioneras reglas y el diseño se unen para igualar la competición y tratar de romper el monopolio de Mercedes, Ferrari y Red Bull. Por esa razón, se han establecido un presupuesto común de 175 millones de dólares al año para todos los equipos.
Estos más de 150 millones de euros no incluyen aspectos como marketing o salario de pilotos o directores de equipo, pero sí las tan determinantes ingeniería y mecánica. Así, se espera limar a largo plazo las diferencias económicas entre los equipos y buscar un aliciente de competitividad en las estrategias de inversión.
Esta decisión de otorgar preeminencia a la calidad viene acompañada también por una apuesta por los jóvenes talentos. Cada equipo deberá contar con un conductor de poco rodaje en primera línea (menos de dos Gran Premios de experiencia) que deberá disputar al menos dos sesiones de libres por temporada. La competición quiere garantizarse su viabilidad en número de pilotos y que los nuevos aficionados y sus futuros ídolos, como Carlos Sainz Jr., puedan crecer juntos.

Coches al suelo

Las especificaciones de los nuevos modelos de monoplaza revelan una línea común. La organización busca mejorar la aerodinámica de los vehículos, con el fin de reducir las distancias en las persecuciones o en los adelantamientos, colocando los coches, y la emoción, más cerca del asfalto.
Este aspecto puede ser beneficioso para Alonso, que ha dejado grandes pugnas en este ámbito en sus 19 temporadas de trayectoria. El ejemplo más reciente fue el pasado fin de semana contra Max Verstappen en Rusia o, para los más románticos, en la lid contra el Ferrari de Michael Schumacher en Suzuka en 2006.
Con este mismo propósito, los neumáticos Pirelli cambian de 13 pulgadas –un poco más de 33 cm– a 18 –45,72 centímetros– para combatir el sobrecalentamiento de la goma y favorecer conducciones más intrépidas. Además, las nuevas ruedas volverán a llevar fundas tras 12 años de ausencia y cubiertas añadidas para evitar que los equipos saquen ventajas añadidas en resistencia al aire.
Las más de 7.500 simulaciones realizadas por los equipos oficiales de la competición también contemplan otras mejoras que afectan a piezas como el morro o el alerón frontal, pero no al motor, que mantendrá la versión de 2021. 
El año extra de trabajo en el reglamento ha resultado en un incremento de peso del coche de 752 kilos a 790, gracias al fortalecimiento del chasis, el morro, o los neumáticos también por motivos de seguridad. Otro gesto del mundo del motor para la nueva temporada es la incorporación de hasta un 10 % de componentes naturales en la mezcla del combustible. 
Comentarios
tracking