19 de octubre de 2021

El jugador ha demostrado que su fichaje fue un acierto

El jugador ha demostrado que su fichaje fue un aciertoReal Madrid

Thomas Heurtel, el nuevo triunfo de Pablo Laso

El base francés está rindiendo a un nivel espectacular en los últimos encuentros y da la razón al entrenador que apostó por su fichaje

Thomas Heurtel vuelve a ser feliz. El base francés vive su mejor momento en el Real Madrid tras un complicado inicio de temporada. Tras su turbulenta salida del Barcelona y el erasmus en el Asvel Villeurbanne, donde solo pudo disputar la liga francesa. Tuvo que esperar seis meses para ponerse la camiseta del diez veces campeón de Europa, un tiempo que podría sembrar la disyuntiva sobre si sería capaz de desplegar su gran juego que le había llevado a fichar por el conjunto madridista.
Pero el base ha necesitado solo nueve partidos para imponer la ley del silencio a aquellos que ponían en duda su calidad. El francés sigue siendo sinónimo de talento y una garantía de calidad. Pablo Laso fue el gran valedor de su incorporación y el jugador le ha devuelto la confianza con unas actuaciones brillantes.

Heurtel promedia, hasta el momento, 11 puntos por encuentro en Europa

En lo que llevamos de Euroliga, Heurtel promedia 11 puntos por encuentro. En el debut de los madridistas en la competición continental fue el mejor jugador con 26 puntos. Además de su importancia en ataque, el galo ha encontrado en Edy Tavares al mejor socio. El caboverdiano impone su ley en la pintura gracias a la visión del ‘4’ merengue. Este miércoles, ante sus compatriotas del Mónaco en Euroliga, el francés  espera poder seguir haciendo disfrutar a la afición que acuda al Wizink Center, que verá su aforo incrementando al 80% por primera vez en Europa esta temporada tras la modificación de aforos ordenador por las autoridades sanitarias.

De defenestrado a revulsivo

El Barça se desprendió del jugador de la peor manera posible. A pesar de no contar con él, cuando se enteró de que pretendía rescindir  su contrato para fichar por el Real Madrid, le impidió coger el avión de vuelta a Barcelona, tras un partido europeo que disputaron los blaugrana en Turquía, y le dejó tirado en Estambul. Tras esto, el base estuvo apartado del equipo y sin opciones de jugar, ni siquiera en el filial. Un mes después del incidente del aeropuerto, club y jugador rescindieron su contrato y pusieron fin a su relación laboral y a la pesadilla vivida por el jugador.
Ahora el base vuelve a sonreír y su nuevo entrenador tiene mucha culpa de ello. Laso ha conseguido que el director de orquesta recupere su mejor nivel y vuelva a ser el revulsivo que era cuando llegó a España. Un jugador con el suficiente talento como para salir desde el banquillo y cambiar el signo del encuentro. Un fichaje que ya gana partidos para el Real Madrid.