Fundado en 1910

18 de abril de 2024

Magnus Carlsen ha sabido aprovechar el juego con blancas en el Mundial de Ajedrez

Magnus Carlsen ha sabido aprovechar el juego con blancas en el Mundial de AjedrezEFE

Dubái

Carlsen encarrila el Mundial de Ajedrez firmando una oda al juego lento

El noruego se coloca con una ventaja de dos puntos frente a Nepomniachtchi, después de romper la sucesión de tablas con una partida histórica

Cerrábamos nuestra última crónica sobre el Mundial de Ajedrez señalando las voces que piden un cambio en el modo de juego para evitar los continuos empates en las partidas. Ahora, llegamos a la tercera jornada de descanso con dos victorias de Magnus Carlsen, la primera de ellas después de un duelo de casi ocho horas que nos recuerda que la esencia del ajedrez está en la pausa.
La partida del viernes entrará en los libros de historia. El campeón noruego, con blancas, sorprendió con una apertura poco habitual y fue en la jugada 31 cuando el aspirante ruso cometió un error con su alfil. A partir de ese momento el enfrentamiento se tornó mucho más interesante. El control de tiempo empezó a apurar a ambos jugadores, que vivieron situaciones de verdadera angustia en las que pudieron ceder el punto. 
Magnus Carlsen durante la octava partida del Mundial de Ajedrez

Magnus Carlsen durante la octava partida del Mundial de AjedrezEFE

Con método de cirujano, Carlsen comenzó a presionar a Nepo, que había cedido sus dos torres a cambio de la dama, y que mostró una defensa digna de elogio. Pero con el paso de las jugadas, el agobiante avance del noruego hizo vibrar a los aficionados al ajedrez y terminó con la rendición del ruso. Primera victoria mundialista desde 2016. La espera ha merecido la pena.
Pasaba la media noche en Dubái cuando Carlsen y Nepo se daban la mano para cerrar la partida. Ocho horas frente a un tablero de ajedrez suponen un reto que ningún otro deporte puede igualar. Inteligencia artificial, computadoras capaces de analizar miles de jugadas por segundo... pero a la hora de la verdad es la genialidad del hombre la que consigue convertir la técnica en arte

Un respiro para después sentenciar

El Mundial de Ajedrez está programado al minuto y 14 horas después del duelo maratoniano del viernes, Carlsen y Nepo debían enfrentarse de nuevo. Homérico después del desgaste de ambos jugadores en la partida más larga registrada en un campeonato con el título en juego.
El ruso Ian Nepomniachtchi durante el Mundial de Ajedrez

El ruso Ian Nepomniachtchi durante el Mundial de AjedrezEFE

La partida del sábado puede considerarse «tranquila» y se encaminó rápidamente a unas tablas que dejaban el marcador en 4 a 3 a favor del noruego llegados al ecuador del Mundial. 
El domingo Carlsen volvió a golpear a un Nepo que demostró los efectos de la derrota del viernes. Con un juego dubitativo, cometió errores que permitieron al noruego una victoria mucho más cómoda y en solo 46 movimientos. Con una diferencia de dos puntos en el marcador (5 a 3 a favor de Magnus), el Mundial parece sentenciado. 

Temas

Comentarios
tracking