08 de diciembre de 2022

Enric Mas es actualmente tercero en la general de La Vuelta a España

Enric Mas es actualmente tercero en la general de La Vuelta a EspañaEFE

El ciclismo español coge aire con La Vuelta como punto de inflexión

Se mejora respecto a Giro y Tour, con Mas, Rodríguez y Ayuso en el top 5 de la general, aunque por ahora todo sea una ilusión de futuro

El ciclismo español no solo ya respira, también se ilusiona. La Vuelta a España, dónde sino iba a ser, ha cambiado la cara a una situación que era de crisis total. Así se vio en el dato cuando Marc Soler triunfó en Bilbao (quinta etapa): habían sido 121 etapas consecutivas sin victoria española en algunas de las tres grandes vueltas. Pero había más cifras que señalaban que nuestro ciclismo estaba en la UCI: el peor Tour de Francia en los últimos 40 años, la situación del Movistar, ninguna figura con la que luchar por una gran carrera...
Pero todo eso ha cambiado. Al menos en una parte, porque aún queda mucho para recuperar esas tardes de vibrar con ciclistas españoles en lo más alto. A eso no se llega -esta Vuelta está siendo de dominio del belga Remco Evenepoel, aunque Primoz Roglic y Enric Mas están dando guerra- pero sí a la recuperación. Y para ello La Vuelta está propiciando el resurgir que tiene una palabra muy clara: ilusión. Con asteriscos, pero ilusión, que hacía falta.
De no ganar etapas en dos años y 121 veces se ha pasado a conseguir dos (además de la de Marc Soler en Bilbao también la de Jesús Herrada en Cistierna) y a colocar a ciclistas en el top 5 de la general y en todas las imágenes de La Vuelta. Además hay que también destacar buenos puestos en las etapas, como la segunda posición de Enric Mas en la etapa reina de este pasado domingo con final en Sierra Nevada. Los españoles están ahí, a falta de dar el salto definitivo, pero al menos están. Si bien el protagonismo inicial fue para Roglic, ganador en Laguardia, y ahora es para Evenepoel, en cada etapa ha habido un español peleando y siendo protagonista, también en estas últimas de montaña.
La general es la mejor forma de ver que hay esperanza en el ciclismo español. Hay tres entre los cinco primeros. Tercero es el siempre aspirante Enric Mas, que venía de decepcionar en el Tour y que en La Vuelta está aguantando y siempre en el lado de los favoritos. Está a 2:01 de Evenepoel y a 35 segundos de Roglic tras ir recortando tiempo en las últimas jornadas. Se le ha visto bien, con ganas y fuerzas, durante toda La Vuelta. Cuarto y quinto son las dos grandes esperanzas de futuro del ciclismo español, dos jóvenes promesas que ya en esta carrera están dando mucho que hablar: Juan Ayuso, del UAE, cara de la polémica por la criba de los positivos por coronavirus (está a 4:49 del líder y a 2:48 del podio), y Carlos Rodríguez, del Ineos, 27 segundos por detrás de Ayuso.
Carlos Rodríguez es una de las esperanzas de futuro del ciclismo español

Carlos Rodríguez es una de las esperanzas de futuro del ciclismo españolEFE

En una de las etapas más bonitas en lo que va de Vuelta, la que finalizó en el inédito Pico Jano, vimos con ilusión las actuaciones de Enric Mas y Juan Ayuso, que dejaron actuaciones con consistencia que han refrendado en las etapas posteriores, como el paso por Sierra Nevada (Más segundo), la Sierra de la Pandera (los tres citados de la general entre los primeros de la etapa) o la contrarreloj de Alicante, en la que se quedó Ayuso pero aguantaron -como pudieron- Rodríguez y Mas.
No es que el ciclismo español esté en su lugar ni que haya grandes esperanzas en esta Vuelta por la victoria final, pero sí que ha habido una evidente mejoría que ilusiona al aficionado. Eso sí, se respira, pero con ayuda. Es una respiración asistida a la espera del final de la carrera, con El Piornal extremeño y el Puerto de Navacerrada como puertos fuertes a decidir la clasificación final.
Comentarios
tracking