Fundado en 1910

22 de febrero de 2024

Nepo y Liren se saludan antes de la decimocuarta partida del Mundial

Nepo y Liren se saludan antes de la decimocuarta partida del MundialFIDE-Anna Shtourman

La sangre fría de Liren lleva el Mundial de Ajedrez a un dramático desempate

El chino consigue defenderse durante más de seis horas de los ataques de Nepo y las partidas rápidas decidirán el título

Mañana a estas horas Magnus Carlsen ya no será campeón del mundo. Ian Nepomniachtchi o Ding Liren se habrá alzado con el título en Astaná después de una trepidante serie de partidas rápidas que deshará el empate al que han llegado después de catorces partidas de ajedrez lento con unas últimas tablas firmadas tras instantes de mucha tensión y sufrimiento para el aspirante chino.
A pesar de jugar con blancas, Ding Liren ha perdido la iniciativa tras un error tempranero con el caballo. A partir de ese momento, Nepo ha buscado la manera de abrirse paso a través de unas defensas que no acababan de caer. La situación ha sido dramática en algunos momentos, con el jugador chino contra las cuerdas y el reloj presionando. Sin embargo, Liren ha sacado a relucir su mejor versión y ha conseguido encontrar, una y otra vez, la forma de limitar la agresiva posición del ruso, que a pesar de tener más tiempo para profundizar en las líneas también ha cometido algunas imprecisiones.
Ding Liren, durante la última partida del Mundial

Ding Liren, durante la última partida del MundialFIDE-David Llada

La última partida clásica del Mundial se ha alargado hasta las seis horas y media después de una lucha titánica y posicional en la que el más mínimo error podía ser fatal. Ninguno lo ha cometido y han firmado las tablas después de 90 larguísimos movimientos. Una jornada maratoniana que requiere de un esfuerzo titánico de los jugadores después de casi un mes de duelo y que precede a un desempate a vida o muerte.

Fugaz desempate

Ian Nepomniachtchi y Ding Liren se disputarán la corona del ajedrez en una serie de partidas rápidas que empezarán a las 11 de la mañana (hora española). El reloj se convertirá en un factor todavía más fundamental y si ninguno de los dos jugadores logra la ventaja suficiente el tiempo se irá reduciendo con el paso de los matchs.
Aunque los expertos consideran a Liren un mejor jugador en partidas rápidas, el chino ha evidenciado serios problemas para gestionar la presión durante el Mundial de Astaná.
El playoff de desempate consistirá en cuatro partidas con 25 minutos de tiempo más diez segundos de incremento por jugada. Si también empatan se jugarán otros dos duelos con cinco minutos y tres segundos extra por movimiento; de seguir la igualdad, se reducirá el reloj a tres minutos y solo dos segundos de incremento. Todo un reto para la mente humana.

Temas

Comentarios
tracking