Fundado en 1910

22 de febrero de 2024

Ian Nepo y Ding Liren se saludan antes de la primera ronda del torneo

Nepo y Ding Liren obtuvieron su condición de aspirantes en el Torneo de Candidatos de Madridchess.com-Maria Emelianova

El ajedrez busca rey para su nuevo orden tras la renuncia de Magnus Carlsen

El ruso Ian Nepomniachtchi y el chino Ding Liren se disputan el Mundial en Astana

No pocas veces el tablero de ajedrez ha servido como metáfora para tiempos convulsos. El Campeonato del Mundo de 1972 fue un apéndice más de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS con el duelo entre Bobby Fischer y Borís Spasski. A partir del 7 de abril de este 2023, Ian Nepomniachtchi y Ding Liren protagonizan un mundial en el que un ruso o un chino alcancen la corona que deja vacante Magnus Carlsen después de casi una década.
Es imposible negar la carga simbólica de ver como un ruso, que competirá sin bandera por decisión de la FIDE, y un chino se enfrentan por este preciado título en un momento en el que sus dos países se unen en el discurso que aboga por la construcción de un nuevo orden mundial que compita con la influencia de Occidente. Más aún cuando es un noruego quien ha decidido renunciar a la corona por poco más que aburrimiento.

Nueva oportunidad para Nepo

Análisis geoestratégicos al margen, Ian Nepomniachtchi vuelve a sentarse frente al tablero en un Mundial después de perder contra Carlsen en diciembre de 2021. Entonces, el ruso resistió los envites del noruego hasta la sexta partida. En un match de más de siete horas de duración que pasará a la historia, el vigente campeón tomó ventaja y provocó el derrumbe del aspirante, que acabó perdiendo otros tres duelos.
Nepo consiguió reponerse y se impuso con claridad en el Torneo de Candidatos que se celebró en Madrid. La respuesta de Magnus Carlsen fue renunciar al título y optar por dedicarse a otro tipo de torneos en los que un ritmo más rápido evitan una sucesión de tablas derivada del entrenamiento con potentes programas informáticos.
Frente a él, su segunda posición en Madrid permitió a Ding Liren obtener una plaza para el Mundial en Astana. Tercero en el ranking FIDE, tiene en sus manos (y su cabeza) el convertirse en el primer campeón chino de la historia. Volviendo a la extrapolación geoestratégica, estaríamos ante otra interesante imagen en un momento en el que Xi Jinping quiere sustituir al presidente de Estados Unidos como primer espada en el tablero internacional.

Un duelo de resistencia

El Campeonato del Mundo comienza con una ceremonia de apertura y se desarrollará hasta el 1 de mayo. La primera partida está programada para el día 9 de abril y se sucederán durante prácticamente un mes en el que Nepo y Liren pondrán a prueba su resistencia y fortaleza mental. Tienen por delante 14 partidas a ritmo lento (dos horas para los primeros 40 movimientos, una para los 20 siguientes y 15 minutos para el resto con un incremento de 30 segundos cada jugada) que, llegado el caso, desempatarían con una serie de rondas rápidas el día 30.
Todo está preparado en la capital de Kazajistán, donde se cuida al milímetro cada detalle para permitir a los jugadores mantener la concentración en todo momento. Las partidas comenzarán a las 3 de la tarde hora local (las 11 de la mañana en España) se podrán seguir a través de diferentes canales de YouTube, una herramienta más en el resurgir del ajedrez gracias a Internet.
Ian Nepomniachtchi y Ding Liren juegan por el título de campeón del mundo y también por un importante premio económco. Entre los dos contendientes se reparte un total de 2 millones de euros de los cuales el 60 % serán para el ganador.

Temas

Comentarios
tracking