28 de junio de 2022

Fernando Alonso durante la sesión de clasificación en Mónaco

Fernando Alonso conduce su Alpine durante la sesión de clasificación en MónacoAFP

¿Y si «El Plan» de Alonso empieza en Mónaco?

El piloto español saldrá en séptima posición de la parrilla en el Principado por delante de Hamilton y de su compañero Ocon

Fernando Alonso es decimoquinto en el Mundial y solo ha sumado dos puntos en la primera carrera. Pero en Mónaco va a salir séptimo, por delante del «renacido» Hamilton y de su compañero Ocon. Alonso no quiere que los españoles se desilusionen con tanto Mundial aún por delante. Cuando menos se le espera hace ¡chas! y aparece bien posicionado en la parrilla, casi a tu lado, como si le cantaran Alex y Cristina con aquel desenfado juvenil ochentero.
Fernando Alonso y su Alpine en la sesión de clasificación de Mónaco

Fernando Alonso y su Alpine en la sesión de clasificación de MónacoAFP

La clasificación del Gran Premio del viejo Principado fue bonita. Competición, emoción y hasta accidentes sin consecuencias graves. Checo Pérez contra el muro y Sainz (segundo mañana a pesar de esto) contra el mexicano. Alonso también se fue recto contra una protección cuando iba lanzado después de conseguir un milagro en busca de otro. Ferrari cogió otra vez el primer sitio que le arrebató Red Bull en España, la tierra del toro.

Podía haber quedado de nuevo el asturiano por detrás, pero se salvó en el límite al final de la Q2

Podía haber quedado de nuevo el asturiano por detrás, pero se salvó en el límite al final de la Q2 para luchar por los puestos de privilegio en la última tanda. Al final fue el siete para una carrera que el bicampeón da por disputada en lluvia mientras resuenan los rumores de su posible salida de Alpine en 2023. Alonso ríe como es habitual quizá porque «El Plan» era un mito, observada la realidad.
El mito que el español intenta hacer precisamente realidad a la mínima ocasión, como un superviviente perdido, como el astronauta del Marte de Ridley Scott, que tenía hasta un huerto donde sembraba patatas. Da la impresión de que, en cuanto puede, Alonso planta patatas en los circuitos con lo que tiene: conocimientos, como hoy en Mónaco, con un sentido del humor similar para la sobrevivencia al del personaje de la novela de Andy Weir.
Quién sabe si con esto puede conseguir comunicar que sigue ahí para volver a ilusionar a una afición (y a un gran equipo) que nunca ha perdido la esperanza. Casi parece que «El Plan» de Fernando Alonso no es el de Alpine. Volaba cuando sucedió el error y aún así quedó a seis décimas de un podio virtual con Leclerc destacado y Sainz a su acecho en medio de un rebote de locos.
Fernando Alonso ganó en Mónaco en 2006 y 2007. Eran los tiempos de Renault y de McLaren, antes de su llegada a Ferrari y el final, hasta el momento, del piloto español como candidato a un título que desde entonces mira desde lejos aprovechando cualquier resquicio para no desaparecer, para seguir mostrando como El Marciano, como ayer en la clasificación, que está vivo.
Comentarios
tracking