13 de agosto de 2022

Asensio, jugador del Real Madrid

Asensio durante un partido de la pasada temporadaAFP

El Madrid desea traspasar a Asensio y le pone precio: 40 millones

Jorge Mendes trabaja con el Liverpool, el Arsenal y el Milán, pero Marco también medita quedarse y cobrar la prima de fichaje en 2023

El campeón de Europa desea tener la plantilla prácticamente confeccionada para defender su reinado cuando regrese al trabajo el 8 de julio. Hay que hablar claro. El Real Madrid desea traspasar a Asensio, Ceballos, Mariano, Vallejo y Jovic. Y el delantero balear es el primer objetivo porque acaba contrato dentro de doce meses.
Fichado en 2014 al Mallorca por cuatro millones, el futbolista debutó en el primer equipo blanco dos años más tarde y cumplió la profecía de su madre holandesa, que una década antes ya le dijo a Florentino Pérez en el puerto de Palma que su hijo jugaría en el conjunto blanco. Una dura enfermedad impidió a su madre verle cumplir el reto. Desde entonces, Marco Asensio dirige sus dedos al cielo cada vez que marca un gol. Esta temporada lo ha hecho en doce ocasiones.

El mallorquín ha pedido un contrato de renovación de seis millones anuales y el club ofrece la misma ficha que tiene hoy

Una grave lesión de rodilla, la más temida, la triada, cercenó su carrera hace cuatro años. Con un esfuerzo enorme se recuperó y volvió a rendir. Pero el mallorquín es un Guadiana. Es un talento que surge por ratos, sin regularidad. No ha conseguido afianzarse en la titularidad.Tiene 26 años, le resta una campaña de contrato y la entidad quiere traspasarle porque no va a renovar al alza a un profesional que no se encuentra en el once habitual.

Maldini le pretende

Las dos partes han hablado con clarividencia. El fichaje de Jorge Mendes como apoderado dice muchas cosas de las intenciones de Marco. Está en una encrucijada de su carrera y debe decidir bien. El Real Madrid le propone una renovación por un cuatrienio con la misma ficha actual, 4,5 millones anuales. El balear pide seis, una cifra que la empresa nunca le pagará porque Rodrygo y Valverde le han quitado el puesto en la banda derecha.
En esta tesitura, Jorge Mendes le busca sitio. El Liverpool, el Arsenal y el Milán le quieren. El Manchester United también está interesado pero no disputará la Champions y para Asensio eso es un problema. Maldini es el hombre que más ha pujado por él para que se vaya al Milán.

Brahim, afectado

La hipotética llegada de Asensio al conjunto rojinegro afectaría a Brahim, que lleva cedido allí dos temporadas y esperaba continuar una tercera. A la casa blanca le interesaría más que Marco compitiera en la Premier, pues su militancia en el cuadro milanista perjudicaría a Brahim. Pero para la institución madridista es clave una cuestión: quiere cobrar 40 millones por el traspaso.

Mendes presiona con las tres opciones

El mítico agente portugués juega con las tres cartas de la baraja para lograr su meta: renovar por seis millones, ser traspasado a un equipo que al futbolista le guste o quedarse en el Real Madrid hasta el final del contrato y marcharse libre, hecho que le permitiría cobrar una prima de fichaje es su futuro destino. Es una posibilidad que a la empresa que le paga no le gusta nada. Es esta tercera probabilidad la que enturbia la situación. El club desea obtener un rédito económico como sea.
Asensio jugó con España la primera quincena de junio y se incorporaría a la pretemporada una semana más tarde, al igual que todos los internacionales, un retraso que permite a la entidad y a Jorge Mendes negociar con mayor tiempo una salida para que el mallorquín ya tenga nuevo destino profesional antes del viaje del campeón de Europa a la gira veraniega.

Temas

Comentarios
tracking