30 de enero de 2023

Florentino dio todo tipo de datos para explicar el cambio que necesita el fútbol

Florentino dio todo tipo de datos para explicar el cambio que a su parecer necesita el fútbolEFE

Por esto hace falta la Superliga: los datos ruinosos del fútbol actual y las claves de Florentino

El presidente del Real Madrid da todas las claves de por qué se necesita un cambio en el fútbol, que ha perdido mucho interés respecto a otras disciplinas

Con un discurso institucional, amparado por el escudo más influyente del mundo del deporte, el del Real Madrid, y ovacionado por sus jefes, los socios de la entidad, Florentino Pérez hizo este domingo todo un resumen de cómo está el fútbol actual, acuciado por muchísimos problemas que le han dejado atrás de las nuevas generaciones y superados por otros tantos fenómenos de masas. En el discurso más importante del año, porque lo hace en la Asamblea de Compromisarios, Florentino no solo señaló el problema, también dio soluciones.
Florentino puso datos y cifras a cómo el fútbol actual se desangra respecto a otros deportes y cómo ha ido perdiendo un interés que lejos de intentar recuperarse se aleja por unas competiciones ancladas en el pasado y con cambios que son simplemente lavados de cara que incluso van a peor. Especialmente destacable fue cuando se dirigió a Nasser Al Khelaifi, presidente del PSG, al que lanzó un mensaje. No le mencionó, pero señaló que «igual hay que recordarle también al presidente de la ECA –que es Al Khelaifi– quién es el Real Madrid». Y es que al qatarí se le ocurrió decir hace pocas fechas que el Real Madrid tiene «miedo» a la competencia, cuando realmente es la ECA, en su alianza con la UEFA, quienes consideran que en Europa solo puede haber un modelo de fútbol, ese que lleva años igual y no se adapta a los nuevos tiempos.
«El Real Madrid fundó la FIFA, fundó la Copa de Europa, promovió durante el último siglo todas las reformas necesarias para el bien de nuestro deporte, y tiene la responsabilidad, ante cientos de millones de aficionados de todo el mundo, de proteger el fútbol en su conjunto», dijo Florentino ante una ovación enorme. Y esa es la visión que siempre tuvo el club español, desde los tiempos de Bernabéu hasta los de Pérez: el Madrid es un patrimonio del fútbol y del deporte y siempre tiene que estar liderando los cambios.
Lo que hizo este domingo el máximo mandatario del Real Madrid fue poner, con datos y cifras, la realidad del fútbol europeo. Florentino tiene opiniones, como cualquier amante al fútbol, pero aporta números. Por ejemplo el del prestigioso ranking Forbes, siempre utilizado en el mundo del deporte, sobre los clubes más valiosos de todo el mundo. No hay ni un solo equipo de fútbol en el top 10 cuando hace años había siempre mínimo cinco. El Real Madrid es el primer club de fútbol que aparece en la lista –número 13– y los 12 primeros son clubes americanos de diversos deportes: ocho de la NFL, tres de la NBA y uno de béisbol. Florentino Pérez detalló cómo la tendencia global «no es discutible: algo deben estar haciendo muy bien en Estados Unidos y algo debemos estar haciendo muy mal en la vieja Europa».
Florentino Pérez

Florentino Pérez, en imagen de archivo, en un acto sobre el nuevo BernabéuGTRES

Así es. Solo tres clubes de fútbol entre los 20 primeros puestos de los más valiosos. Hace años era al revés, el fútbol copaba toda la lista. Es un dato que tiene un contexto: la pérdida de interés en este deporte, que es para más inri el único global. El fútbol se ve en todo el mundo, mientras que la NFL, por ejemplo, no llega a todos los rincones. Es evidente que el fútbol ha perdido el liderazgo.

Viejos mantras equivocados

La comparación con los duelos entre Nadal y Federer (y Nadal y Djokovic) enterró por completo esa idea que los más fervores opositores a la Superliga (y a cualquier cambio) repetían: que ver siempre partidos entre los mejores acaba cansando. Nadal y Federer han jugado 40 veces en 15 años, «¿acaso esto es aburrido?», preguntó Florentino. Al contrario: «Estos enfrentamientos históricos han impulsado el tenis en su conjunto, a todos los jugadores y a todos los torneos». Es el tenis, el deporte como tal, el que sale más fuerte al tener partidos entre los mejores.
De ahí es la principal idea para optar por una Superliga. Los mejores tienen que jugar entre sí, dar espectáculo y atraer al público global. Y eso no acaba con las ligas naciones, otro mantra que se extendió sin ser real. Y además Florentino dio detalles del proyecto de nueva competición europea «entre semana» –es decir, en sustitución de la Champions, no de la Liga– que se quiere hacer: un formato con el 25 % de sus plazas abiertas, al estilo de otros tantos deportes que han hecho lo mismo. Nadie se alarma por el formato de la Euroliga montada, al contrario, todos coinciden en que el baloncesto ha mejorado y en que los aficionados disfrutan mucho más. Y no solo eso: Florentino explica que el proceso está abierto «a debate» y que se «adaptará» «a lo que se entienda más oportuno en cada momento para el proyecto».
En el seno de los impulsores de la Superliga, con el Real Madrid a la cabeza, hay un interés porque todo sea debatido y consensuado con el objetivo de que el cambio revitalice el fútbol, se vuelva de nuevo atractivo y esté más cerca «de los tiempos actuales». Qué diferencia con la UEFA, que impone su modelo, que no debate con los clubes ni con los jugadores (a los que carga de más partidos) y va cambiando el formato sin tener el apoyo ya no solo de los principales equipos, que también, sino de la mayoría de la familia futbolística. Lo que dice se hace y no admite voces discordantes.
Existe un motivo evidente para el cambio: el fútbol, tal y como está ahora, no atrae a gran parte del aficionado, especialmente los jóvenes, quienes prefieren ir ahora a las nuevas plataformas. La Champions, salvo su fase final, no interesa, y eso que es la principal competición de clubes. Y LaLiga menos, con cinco o seis partidos cada jornada de forma regular insulsos, sin interés para quienes deben mantener a flote este deporte: aquellos aficionados globales, los de España y los de fuera. De ello también Florentino dio un dato muy revelador: plataformas como Netflix, Amazon o Disney Plus tienen en torno a 11 millones de suscriptores en España. ¿El fútbol? Dos millones y medio y eso que es la principal afición y ocio de este país y con mucha diferencia.

Florentino puso datos y cifras a cómo el fútbol actual se desangra respecto a otros deportes

Y es que en España se nota ya ese problema. De ahí que también hubiera mensaje para LaLiga. «¿Cómo se puede celebrar como un éxito, vender el fútbol por la misma cifra de hace 4 años, en un contexto de inflación como en el que estamos viviendo?», preguntó Florentino en referencia a la venta de los derechos de televisión. Otro dato más: ha habido una caída del 40 % del número de suscriptores de LaLiga. Los precios de la Primera División también son alarmantes, «un producto que debería ser popular» que lo han convertido «en un producto de lujo».
Más datos aportados por Florentino Pérez. Si se suman los ingresos por derechos audiovisuales de las siete principales competiciones que hay en Europa (Champions League, Europa League y las cinco principales ligas) es inferior a lo que ingresa tan solo una competición, la NFL. Y eso que esta, se juega solo de septiembre a febrero y tiene menos muchos partidos que las siete competiciones europeas. La realidad está muy clara: la NFL –como la NBA, por ejemplo– hace de su torneo un espectáculo deportivo, potencia que los mejores jueguen entre sí, forman una gran competición que atraiga a todos los públicos, algo ahora imposible con el actual modelo de fútbol.
Más de un año después de la tibia presentación de la Superliga, Florentino Pérez dio este domingo detalles y cifras para entender cómo está el fútbol. Lo hizo con el escudo del Real Madrid, el símbolo más importante del deporte, y bajo la mirada de sus jefes, los socios de la entidad. Con todo tipo de datos, y abierto a cambios, Florentino al fin y al cabo hace lo que marca la historia del Madrid: liderar al fútbol, sus cambios y su protección, como sus predecesores también lo hicieron.
Comentarios
tracking