Fundado en 1910

23 de julio de 2024

Luis Suárez, en una protesta a un colegiado en el año 2016

Luis Suárez, en una protesta a un colegiado en el año 2016GTRES

¿Qué ocurrió en los años en los que el Barcelona pagó 1,4 millones al número dos de los árbitros?

José María Enríquez Negreira, exárbitro profesional, fue vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) durante 25 años, de 1993 a 2018. Mano derecha de Victoriano Sánchez Arminio, presidente del órgano que rige el funcionamiento y organización del mundo arbitral español, Negreira cobró 1,4 millones de euros del Barcelona de 2016 a 2018. Es todo un escándalo en el fútbol porque un equipo de España le pagaba todo ese dinero (532.728,02 euros en el año 2016, 541.752€ en 2017 y 318.200€ en 2018) al número dos del arbitraje español.

El Barça vino a reconocer la noticia adelantada por la Cadena SER Cataluña y que está siendo ya investigado por la Fiscalía. Explicó que sí se hacían esos pagos pero que eran por «informes técnicos relacionados con el arbitraje profesional a fin de complementar información requerida por el cuerpo técnico del primer equipo y del filial». José María Enríquez Negreira añadió que le pagaban por «recomendaciones» por «cómo se debían comportar los jugadores». El asunto es que Negreira era vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, es decir, era pieza clave en el engranaje del arbitraje español.

Los pagos, que se llevaron a cabo a través de una empresa de Negreira, fueron desde 2016 y 2018. Se terminaron en junio de ese último año justo cuando la Federación cambió de mando, entró Rubiales y apartó a Negreira (y Arminio) del Comité Técnico de Árbitros. Eso sí, si bien la Fiscalía investiga por este tramo de años, Josep María Bartomeu –presidente del Barcelona en esa etapa– ha explicado que estos pagos se hacían desde el año 2003, que fue cuando entró Joan Laporta al club en su primera etapa.

Durante el tramo en el que el Barcelona pagó al número dos de los árbitros el club azulgrana ganó dos Ligas (2016 y 2018) y las tres Copas del Rey que se jugaron (2016, 2017 y 2018). A la vez que triunfaba en España era ridiculizado en Europa: cayó ante el Atlético en 2016, fue goleado por la Juventus en 2017 y la Roma le remontó con un 3-0 en 2018. Mientras en las competiciones bajo el paraguas de Comité Técnico de Árbitros ganaba mucho, fuera de ahí no conseguía nada.

Dos años sin penaltis en contra

En esas competiciones nacionales hubo situaciones tan polémicas durante estos tres años como que el Barcelona estuvo dos años enteros (y por tanto dos ligas completas) sin que le pitaran un penalti en contra. Desde el 14 de febrero de 2016 al 10 de febrero de 2018 los rivales del Barça no gozaron de ningún penalti a favor. Fueron 76 jornadas consecutivas en las que nadie le lanzó una pena máxima al club azulgrana. En ese tiempo se pitaron 224 penaltis en LaLiga: ninguno fue en contra del Barça.

No solo eso. En 2016 alcanzó el equipo catalán un récord histórico en Primera División. Le pitaron a favor 19 penaltis en una misma temporada, uno cada dos partidos. Nunca antes nadie había tenido tantos a favor. Se da la circunstancia de que aquél año ganaron la Liga con tan solo un punto de distancia con el Real Madrid (entrenado por Zidane a partir de febrero) y que cuando el equipo blanco les empezó a recortar distancias más penaltis a favor le pitaron.

FC Barcelona árbitros

El Barcelona ha reconocido que se hacían pagos al vicepresidente de los árbitrosGTRES

En 2017 fue el Real Madrid quien ganó LaLiga pero en la última jornada, con el equipo de Zidane buscando la victoria en Málaga que les diera el título, al Barcelona le pitaron dos penaltis a favor en su encuentro contra el Eibar cuando ya iba perdiendo. Fueron dos penas máximas por piscinazos de Jordi Alba y Neymar (en realidad del lateral fue un tropiezo) y en un fútbol sin VAR se pitaron y el Barcelona remontó ese encuentro. El Madrid pudo ganar el torneo porque ellos ganaron en La Rosaleda.

Saldo de expulsiones

En ese tiempo en el que se llevaron esos pagos el balance de expulsiones fue de 28-3 a favor del Barcelona. Es decir, mientras 28 jugadores rivales fueron expulsados en encuentros ante el equipo catalán, en esos mismos duelos solo se expulsó a tres futbolistas del conjunto azulgrana.

Eso son datos objetivos que ocurrieron esos años y que no restan mérito alguno a lo logrado por el Barcelona en esas temporadas. Es simplemente el contexto en el que se produjeron una vez destapado estos pagos al número dos de los árbitros, persona con poderes para elegir los árbitros en uno y otro partido.

El Barcelona estuvo dos años enteros (y por tanto dos ligas completas) sin que le pitaran un penalti en contra

Durante ese periodo hubo también polémicos arbitrajes como el del Clásico de 2018 cuando hubo tres acciones claras en las que se favoreció al Barcelona. Pero eso son más detalles individuales de partidos en concreto. También en ese periodo hubo un claro error en contra del Barcelona: un gol fantasma en Sevilla que no se dio por válido.

Comentarios
tracking