Fundado en 1910
Menú
Cerrar

Luis Rubiales, en el centro de la imagen, acompañado de Andreu Camps (dcha.) y Pedro Rocha (izq.)EFE

La RFEF denuncia al Gobierno ante la UEFA y amenaza con que los equipos españoles se queden fuera de Europa

El fútbol español vive estos días un terremoto histórico del que cada día hay un nuevo episodio a menudo difícil de explicar. El último conocido pone el mundo al revés en lo que a las decisiones se refiere.
Como saben, Luis Rubiales ya no es presidente de la Federación. Lo es Pedro Rocha, hasta el viernes vicepresidente del propio Rubiales. Es así porque la FIFA suspendió de forma fulminante al de Motril. Por otro lado está el Gobierno de España, más lento que la FIFA, que se lo tomó con calma y ya cuando la situación se hizo insostenible inició el proceso de inhabilitación.
Esto –la interferencia del Gobierno de España en la estructura de la Federación– es lo que ahora denuncia la RFEF. O la parte 'rubialista' en la RFEF, todavía muy presente y con Andreu Camps, secretario general y mano derecha de Rubiales, a la cabeza.
Tal es el lío que la RFEF (con un escrito liderado por Camps) ha pedido a la UEFA que actúe por posible injerencia gubernamental, algo que el máximo organismo del fútbol viene a prohibir en sus estatutos. La normativa de la UEFA establece que sus asociaciones (federaciones nacionales) «gestionarán sus asuntos de forma independiente y sin influencias indebidas de terceros».
En el fútbol siempre se ha tenido una independencia del poder gubernativo y cada vez que un Gobierno ha entrado en asuntos de una Federación, o FIFA o UEFA (o ambas) han intervenido por ello con amenazas de dejar fuera a la selección de Mundiales o Eurocopas, a sus equipos fuera de competiciones europeas...

Ceferin, presidente de la UEFA (izq.), Rubiales e Infantino, presidente de la FIFA (dcha.)GTRES

Y eso es lo que esgrime ahora la RFEF 'rubialista'. Es decir, la amenaza viene de la propia Federación. Le pide a la UEFA que vea esto e incluso amenaza con que los equipos españoles no jueguen esas competiciones continentales y la selección en la próxima Eurocopa que se juega en 2024. Denuncian esa injerencia del Gobierno que prohíbe la UEFA y lo hace para proteger a Luis Rubiales. Es decir, la RFEF de Andreu Camps recuerda a la UEFA que si el Gobierno entra (como hace ahora) el castigo tiene que ser duro.

La UEFA no les hace caso

Más allá de ver cómo la propia RFEF amenaza con dejar a equipos españoles fuera de Europa, la UEFA no hace caso a este intento desesperado por los 'rubialistas'. No habrá actuación alguna ni contra clubes ni la selección, ya que este caso va más allá de cualquier procedimiento. Es un caso más grave en el que no solo ha entrado el Gobierno de la Nación sino también la FIFA.
A diferencia de otros organismos, la UEFA aun no se ha pronunciado sobre el caso de Rubiales. Y eso que ha dado la vuelta al mundo. Ceferin, presidente de la UEFA, tiene buena relación con el expresidente de la RFEF, que era además vicepresidente de UEFA, cargo que ya no puede tener por la suspensión de la FIFA.