Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Los jugadores del Athletic Club celebran el tercer gol del equipo vasco durante el partido de vuelta de semifinales de la Copa del Rey que Athletic Club de Bilbao y Atlético de Madrid disputan este jueves en el estadio de San Mamés, en Bilbao. EFE/Luis Tejido

Los jugadores del Athletic Club celebran un gol de su equipoEFE

Athletic de Bilbao 3-0 Atlético de Madrid

El Athletic aplasta al Atlético con una exhibición de pegada y logra el pase a la final de la Copa del Rey

El equipo de Valverde efectuó a la perfección el plan que tenían trazado y pasaron por encima de los colchoneros, que se vieron totalmente superados en las áreas

San Mamés es uno de los campos más complicados para ganar como visitante y en esta Copa del Rey ha vuelto a quedar claro. El Athletic Club llevaba un resultado favorable de la ida que se jugó en Madrid (0-1), pero no especularon lo más mínimo y fueron desde el principio a ganar con contundencia al Atlético de Madrid.
La estrategia de 'los leones' era clara. Darle el balón al Atlético y correr en cuanto tuvieran espacio. Un plan sin fisuras con el que han arrollado al conjunto madrileño (3-0) y que les lleva de nuevo a la final de la Copa del Rey. Sexta vez que llegan a esta ronda en lo que va de siglo y donde esperan poner fin a la horrible racha que llevan en grandes citas, pues desde 1984 no saben lo que es levantar la Copa de Su Majestad el Rey.
De nada le sirvió al equipo del Cholo su buen inicio para intentar empatar cuanto antes la eliminatoria. Sorprendió ver al Athletic empezar replegado atrás ya que nos tiene acostumbrados a unos inicios de enorme intensidad, pero sabía el Txingurri Valverde que los suyos no necesitan la pelota para generar peligro y menos aún contra el Atlético, que deja muchos espacios atrás.
Un contragolpe del conjunto vasco en el minuto 13 en la que los hermanos Williams dejaron una preciosa jugada de fútbol directo, la conectó el mayor de la saga con una tremenda volea ante la que nada pudo hacer Jan Oblak. Primer zarpazo al partido y que noqueo por completo al Atlético.
Los hermanos Williams han sido decisivos en la eliminatoria

Los hermanos Williams han sido decisivos en la eliminatoriaEFE

Intentaron los madrileños seguir con el guion que tenían en mente, pero la zaga vasca no estaba por la labor de meter al Atlético en la eliminatoria y lo máximo que permitieron fueron un par de tímidas acciones que terminaron en las manos de Julen Aguirrezabala, portero suplente en el Athletic, pero que está firmando una Copa del Rey perfecta demostrando que tiene nivel de sobra para ser el titular en un gran equipo.
Al filo del descanso, otra gran jugada de los hermanos Williams sirvió para darle la puntilla al Atlético. Esta vez las tornas se invirtieron y fue Iñaki quien protagonizó la galopada por banda derecha para asistir a su hermano pequeño que solo tuvo que empujarla para lograr el gol que poco antes se le había escapado por escasos centímetros.

Sin cambios en la segunda mitad

Poco cambió la historia en el segundo acto. Por mucho que los del Cholo fuesen dueños del balón, el dominio en ambas áreas era claramente del Athletic, que tuvo tiempo para meter un tercero y animar aún más la fiesta de San Mamés.
Guruzeta, hombre clave en esta temporada, aprovechó un rechace de Oblak –que no tuvo su noche– para lograr el tercero y poner la brocha de oro a una eliminatoria que termina con 4-0 en el global y que deja muy tocados a los madrileños. Ni siquiera encontraron el gol de consolación a pesar de que lo buscaron y dicen adiós a una Copa que era la gran esperanza de esta temporada.
50 años después el padre volvió a eliminar al hijo y se plantan en una nueva final. La Gabarra sigue esperando para salir y ya solo el Mallorca lo puede impedir, que también sueña con volver a ganar una competición que no conquistan desde 2003. La magia de la Copa del Rey nos vuelve a dejar una final inesperada, pero increíble para ambas aficiones.
Comentarios
tracking