Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Los jugadores del Nottingham Forest lamentan la derrota contra el Everton

Los jugadores del Nottingham Forest lamentan la derrota contra el EvertonRedes sociales

El Nottingham Forest acusa a la Premier League de corrupción y de tener los árbitros «comprados»

El club denuncia en un comunicado que en el VAR había un aficionado del Luton, club con el que se están jugando el descenso, y que les negó tres penaltis

La Premier League está teniendo una de las temporadas más complicadas en el aspecto arbitral que se recuerdan. Son numerosos los errores que han reconocido o las polémicas que han tenido. Desde anular un gol legal al Liverpool después de una mala comunicación con el VAR a penaltis discutibles en los últimos instantes de partidos decisivos por el campeonato.

La última polémica ha surgido este fin de semana en el encuentro entre el Everton y el Nottingham Forest, un partido clave en la lucha por el descenso. Los de Liverpool ganaron 2-0 y cogen un poco de aire, metiendo a los de la localidad de Robin Hood en una situación complicada en las cuatro jornadas que restan.

La polémica surgió al final del partido cuando la propia cuenta oficial del Nottingham Forest publicó el siguiente post en la red social X: «Tres decisiones muy pobres, tres penaltis no pitados, que simplemente no podemos aceptar. Avisamos a la PGMOL (organismo responsable de arbitrar los partidos en el fútbol inglés) antes del partido que el responsable del VAR es un aficionado del Luton Town, pero no le cambiaron. Nuestra paciencia ha sido puesta a prueba multitud de veces. Ahora el club considerará sus opciones».

El quid de la cuestión aquí es que el Luton es el equipo que se está jugando el descenso con el Nottingham Forest. Actualmente, los primeros tienen 25 puntos y los segundos 26, con solo cuatro partidos por jugar. El Forest acusa a la liga inglesa de corrupción y de que los árbitros favorecen a sus propios equipos.

Hay que aclarar que Inglaterra no es como España, donde hay un hermetismo total a la hora de saber de qué equipo es aficionado cada árbitro. En Inglaterra ese conocimiento es público y nadie pone reparo en ello, teniendo como única condición que no pueden arbitrar los partidos de su club. Por eso este caso sorprende y añade una mancha más a una competición que está sufriendo mucho el comportamiento arbitral esta temporada.

Comentarios
tracking