Fundado en 1910

20 de mayo de 2024

Pedro Rocha habla con Luis Rubiales

Pedro Rocha habla con Luis RubialesRedes sociales

La RFEF expedienta al Real Madrid por su televisión y no investiga la corrupción del Barcelona durante todo el siglo

  • El madridismo alucina ante una FEF que niega la corrupción del BarçaGate y no busca información sobre los árbitros que formaban la trama

  • La Federación afirma que Negreira solo iba allí a tomar café y para ella lo más grave del fútbol español son las protestas de Bellingham, los gestos de Vinicius y la TV madridista

Es la guerra de los cien años. Es la guerra no declarada, pero real, de la Federación Española de Fútbol contra el Real Madrid. Una guerra que se recrudece desde que se hizo público el BarçaGate, la corrupción arbitral por los pagos del club azulgrana a Enríquez Negreira. El abono de 8,3 millones de euros del equipo catalán a la familia Negreira a lo largo de este siglo es una trama que la casa blanca ya sospechaba desde hace décadas.
El combate es tan duro como desigual, pues la Federación ataca con todos los jueces a su favor, tanto en el campo como fuera del césped, mientras el equipo madrileño contraataca mostrando en su televisión todos los perjuicios arbitrales que sufre cada siete días y desde hace veinte años. O muchos más, porque el mismo Laporta, en su intento de exculpar sus pagos a Negreira, admite que todo comenzó desde la era de José Luis Núñez. Ahora se entienden entonces las dos Ligas perdidas por el Real Madrid en Tenerife con arbitrajes de vergüenza por parte de García de Loza y de Gracia Redondo, quién por cierto colgó el pito tras aquella tropelía.

Los árbitros y los comités le sancionan con dureza

Las batallas actuales de la Federación contra el Real Madrid son crudas, semanales. Cada partido de los hombres de Ancelotti se transforma en una polémica protagonizada por los colegiados con decisiones que muestran un antagonismo que trasciende al campo, al fútbol.
El quid de la cuestión es que la entidad del Bernabéu quiere realizar una reforma total del arbitraje español que acabe con todos estos jueces que directa o indirectamente han estado implicados en la trama del Barcelona y de Negreira. Florentino Pérez desea cambiar toda esta estructura desde que llegó a la presidencia del conjunto blanco. El propio Sánchez Arminio, presidente de los árbitros durante tres décadas, advertía a sus pupilos en las concentraciones previas de cada temporada. Y está grabado por colegiados que no eran de su cuerda: «Hay un club que quiere cambiar todo el sistema arbitral, vamos, que os quiere echar a todos. Vosotros sabéis lo que tenéis que hacer». El mensaje de Sánchez Arminio era dual y explícito, sin decir nombres.

El Real Madrid es el enemigo

El caldo de cultivo que se ha generado desde la propia Federación Española y desde el Comité Técnico de Árbitros es evidente. Le castigan con dureza en el campo, le perjudican gravemente en muchos partidos, le sancionan por sus protestas y después los comités disciplinarios, el de Competición y el de Apelación, confirman esos castigos injustos. Al Real Madrid solo le queda acudir al Tribunal del Consejo Superior de Deportes y, si quisiera, al Tribunal de Arbitraje Europeo, que emitirán sus veredictos con semanas de retraso.
Los arbitrajes son tan injustos como los fallos, nunca mejor dicho, de los comités. Al líder de la Liga le han anulado goles legales ante el Sevilla y el Atlético en el Sánchez Pizjuán y en el Metropolitano y no le han pitado cinco penaltis de Reglamento en el Villamarín, en el mismo Sánchez Pizjuán y en el Bernabéu frente al Atlético, donde hubo tres penas máximas que el VAR de Clos Gómez no quiso ni mirar. Para colmo, en Vallecas expulsaron a Carvajal por protestar y en Mestalla se anuló un gol válido de Bellingham y se echó al inglés por protestar que Gil Manzano no concediera ese 2-3.

Los comités rematan al líder

La rúbrica de esta guerra sin cuartel es que el Real Madrid recurre ante los comités federativos todas esas sanciones en busca de Justicia y esos órganos , Competición y Apelación hacen patria endogámica con los árbitros, que pertenecen a la Federación, y confirman por ejemplo los dos encuentros de suspensión a Bellingham por decir que el 2-3 marcado por él en Valencia era «un jodido gol».

Ahora, a por Real Madrid TV

El grano en el culo de la Federación y del Comité Técnico de Árbitros es la televisión del Real Madrid, que ha consolidado su política de emitir semanalmente todos los vídeos históricos de los perjuicios arbitrales sufridos por cada juez de la contienda que le toca periódicamente en la Liga.
Real Madrid TV televisa los fallos que ha soportado con cada colegiado a lo largo de una década, porque la trama del BarçaGate le permite poner en duda todos los arbitrajes vividos durante al menos veinte años ¿O cuarenta, como dice Laporta para cubrirse bajo la justificación de continuar una senda abierta por Núñez?

El Sevilla denuncia, la FEF le apoya

La infantería de Real Madrid TV es un arma que la Federación no ha podido frenar hasta hoy. Y ya han encontrado el camino para intentar detenerla. Una denuncia del Sevilla contra los vídeos emitidos por la televisión madridista en los días previos a su visita al Bernabéu fue una actuación animada desde la Federación para abrir un expediente ¿Lo hizo el Sevilla por decisión propia o fue la FEF la que le apoyó para hacerlo? El Sevilla, por supuesto, afirma que decidió él solo. Faltaría más.
El resultado de esta estrategia es que el Comité de Disciplina de la Federación ha expedientado al Real Madrid bajo el argumento de intentar influenciar a los colegiados con esos vídeos.

La FEF no juzga las radios de los otros clubes

El madridismo alucina ante estas posiciones de la FEF. Porque cada semana se escuchan bestialidades, por ejemplo, en las radios oficiales del Sevilla y del Betis. En la radio sevillista se habla de prevaricación de árbitros en contra de su Sevilla. Gil Manzano podría decir algo al respecto. Y no pasa nada. Esto es habitual en los medios de comunicación de la mayoría de los clubes.
Pero la Federación de Rocha, el hombre que llevó a Rubiales al poder, no considera graves esas declaraciones radiofónicas que ponen en duda semanalmente la honorabilidad de los colegiados que ella controla bajo su seno. Sí califica como gravísimos los vídeos del Real Madrid, que precisamente no son opiniones sino que emiten cosas tal y como han sucedido.

La FEF no investiga la mayor corrupción arbitral de Europa

El mundo madridista está indignado ante la parcialidad del máximo organismo del fútbol español, que ahora se ha obsesionado con vídeos que dejan en pañales a sus colegiados y sin embargo no ha movido una sola tecla para investigar dentro de esa propia casa la mayor corrupción arbitral de la historia del fútbol europeo.
El entorno madridista denuncia la vergonzosa de actitud de la Federación Española de Fútbol, que desde que explotó el BarçaGate no ha abierto una sola vía de investigación interna para depurar responsabilidades y acabar con la corrupción que ha existido en su estamento arbitral, comenzando por Enríquez Negreira, comprado por el Barcelona. La FEF no ha intentado descubrir quienes eran los colegiados que estaban directamente implicados en la trama del Barcelona y Negreira.

La Federación destruyó los papeles de Negreira

Todo lo contrario. En vez de hacer limpia interna, la Federación eliminó de sus ordenadores y papeles toda la era de Enríquez Negreira, de manera que cuando la Guardia Civil acudió a la sede federativa en Las Rozas para recopilar datos solicitados por la Justicia española, no encontró nada.
Esa actuación demostraba, demuestra, que la Federación pilotada por Rubiales y ahora por Rocha está inmiscuida hasta el final en la ocultación de pruebas en su propia casa. El Comité Técnico de Árbitros dirigido por Medina Cantalejo lo ha tapado todo.
Eso quiere decir que todos forman parte del BarçaGate, porque dificultar la investigación y quemar pruebas es formar parte de una trama. Bien lo deberían saber Rocha, Medina Cantalejo y Clos Gómez, el jefe del VAR, el hombre que históricamente, junto a Negreira, más ha perjudicado al Real Madrid cuando era árbitro. Los dos competían por ver quién había sacado más tarjetas rojas y amarillas al Real Madrid. Con Clos Gómez, el conjunto blanco no ganaba.

La FEF conocía el BarçaGate desde 2018

La Federación estaba al tanto de lo que sucedía con el BarçaGate desde 2018, cuando una investigación de Hacienda a las cuentas de Enríquez Negreira permitió descubrir todos los pagos del Barcelona al vicepresidente arbitral durante este siglo. Hubo chivatazo a la FEF. Los pagos del Barcelona a Negreira habían sido descubiertos.
Desde aquel momento, todo se tapó. Era una corrupción grave de la Federación y del Barcelona. Se oscureció todo con el silencio desde el poder político.
Según la Ley del Deporte, el Barcelona debería ser descendido a Segunda por corrupción grave y, por extensión, la FIFA y la UEFA le suspenderían con dos años sin competir en Europa. Y el Gobierno colocó a Albert Soler Leal como director General de Deportes del CSD para que cambiara la legislación. Lo hizo.
Albert Soler Leal, barcelonista y profesional pagado por el club catalán durante muchos años, se encargó de cambiar la ley.
De manera vergonzosa, increíble en una democracia europea, el Gobierno español aprobó por medio del Consejo Superior de Deportes que los delitos graves prescribieran ¡a los tres años! Ni en las dictaduras se aprueba una ley así. En España se ha hecho con tal de salvar al Barcelona.
Así ocurrió. La manifestación pública del BarçaGate se hizo a la carta. El Barcelona de Laporta sabía que la noticia se haría oficial en febrero del año pasado. Albert Soler ya había dejado el CSD una vez aprobada su ley y prescritos los tres años. Es la mayor adulteración del fútbol europeo en un país democrático.

Medina Cantalejo señala al CSD y a Albert Soler Leal

Medina Cantalejo atacó al Gobierno y al CSD por este flanco débil cuando llovían las criticas al Comité Técnico de Árbitros por el BarçaGate y la implicación del exvicepresidente de los árbitros. El presidente de los colegiados señaló en una rueda de prensa que «la administración» conocía todo este caso y precisó que hay «un cargo en la administración» que debería hablar sobre este caso, en clara referencia a Albert Soler Leal. Todavía estamos esperando la respuesta del Consejo Superior de Deportes. Albert Soler Leal se sumó a Rosell, Bartomeu y Laporta en su objetivo de defenderse judicialmente de una corrupción escandalosa.

La FEF dice que Negreira solo venía a tomar café

En esta política desquiciante, deportiva y política, la Federación ha tapado todo este escándalo. Luis Rubiales decía que Negreira no era nadie, que no decidía nada y que iba al Comité Técnico de Árbitros a tomar café. Rocha mantiene ese mutis foro y no investiga la corrupción interna, porque entonces tendrían que irse todos de sus cargos, empezando por él. Y los emolumentos no están mal, no.
Los colegiados no controlados por la trama han sido cristalinos en desdecir a Rubiales y a Rocha: «Negreira decidía los ascensos y descensos de nosotros, era un hombre clave en el Comité». El propio Negreira manifestó ante el juez la verdad: «El Barcelona me pagaba para que no hubiera arbitrajes en su contra». Y los colegiados que nunca cayeron en la «troupe» Negreira no han parado de expresar en los dos últimos años otro dato corruptor majestuoso: «El hijo de Negreira venía a ver a los árbitros de los partidos del Barcelona horas antes, comía con ellos, les acompañaba en el coche y les decía que ese partido era muy importante para el Barcelona...». Está dicho todo.

Para la FEF lo más grave del fútbol son las protestas de Bellingham, de Vinicius y Real Madrid TV

Para la Federación ninguna de las cosas dichas por Negreira y hechas por su hijo son graves. No existe corrupción. Mete su cabeza de avestruz en el hoyo y no se mira su plumaje.
Para Rocha, Medina Cantalejo, Clos Gómez y los comités disciplinarios la crisis más grave del fútbol español la generan las protestas de Bellingham, los gestos de Vinicius y los vídeos de Real Madrid TV. Para la Federación, el Real Madrid en pleno es el problema más grave del fútbol español.

Xavi dice la verdad: la Liga está adulterada

Las comparaciones son odiosas y dejan a cada uno en su sitio. Simeone dice que la Liga está peligrosamente preparada para el Real Madrid y la FEF no dice nada. Xavi Hernández, entrenador del club que ha pagado al vicepresidente arbitral durante veinte años, manifiesta que la Liga está adulterada y la FEF y sus comités no actúan.
Xavi dice una gran verdad: la Liga está totalmente adulterada porque el Barcelona debería estar en Segunda y ahora mismo todos los puntos obtenidos ante el Barcelona deberían ser restados a todos los equipos.
Para la Federación estas declaraciones no son graves. Hablan de corrupción arbitral, especialmente Simeone, y no es importante para Rocha y sus ayudantes. Lo único grave son las protestas de Bellingham, los gestos de Vinicius y Real Madrid TV, una cadena que tiene 170.000 espectadores y que gracias a la Federación está aumentando de audiencia sobremanera.
Comentarios
tracking