18 de agosto de 2022

Arrimadas ofrece el apoyo de Cs a la reforma laboral para evitar cambios pactados con ERC y Bildu

Nueva ley

Arrimadas ofrece el apoyo de Cs a la reforma laboral para evitar cambios pactados con ERC y Bildu

Preferiría una modificación más liberal de la norma, pero valora que al menos los cambios no hayan sido un despropósito

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha afirmado que su formación tratará de evitar que el Gobierno pacte con Esquerra Republicana y Bildu cambios en la reforma laboral. Para ello ha ofrecido sus votos en el Pleno del Congreso de los Diputados con el fin de demostrar que existe una vía alternativa a la de estas formaciones independentistas.
En una rueda de prensa celebrada desde la sede de su partido en Madrid tras la reunión de su Comité Permanente, Arrimadas ha evitado confirmar si el sentido de voto de sus nueve diputados será apoyo o abstención, pero sí ha asegurado que serán «responsables» para «demostrar que Sánchez siempre puede elegir una alternativa a sus socios radicales separatistas».
«Lo mejor sería una reforma liberal, pero es verdad que uno se puede dar un canto en los dientes de que esta reforma al final ha sido un 'bluf' respecto a las promesas que hicieron», ha abundado, señalando que el propio presidente del PP, Pablo Casado, ha dicho que la derogación se limita al «10 %» de la reforma de 2012.

«Mantiene prácticamente la reforma anterior»

Es más, ha llegado a decir que la reforma aprobada por el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos «mantiene prácticamente todo lo de la reforma laboral anterior», más allá de «algunos pequeños cambios» y que, de estos, «algunos son positivos y otros son negativos».
«No es la reforma que nos gusta, pero no es la que había prometido este Gobierno, y es susceptible de empeorar en esta tramitación parlamentaria y en este chantaje de los partidos separatistas», ha dicho.
La presidenta de Ciudadanos ha explicado que, ante el frente común anunciado por Esquerra Republicana, EH-Bildu y el BNG para modificar la reforma, su formación piensa «trabajar para frenar esto» y «parar los pies al separatismo», pues cree que son estos posibles cambios, y no la reforma en sí, «el peligro real».
«Esto es un peligro, porque puede ir a peor y pueden ceder más y romper el consenso. Y puede ser una reforma mucho peor a la que han consensuado con los agentes sociales», ha subrayado la presidenta de Ciudadanos, que también ha evitado aclarar si su partido mantiene contactos con el Gobierno para asegurar sus votos.
Comentarios
tracking