24 de enero de 2022

Productos cárnicos son expuestos en una tienda del mercado de la Cebada en Madrid, durante las compras de los productos más típicos para las comidas navideñas

Productos cárnicos, expuestos en una tienda del mercado de La Cebada, en MadridEFE/Luca Piergiovanni

Polémica Garzón

Así es el consumidor de carne español: come pollo, es mayor de 50 años y vive en Castilla y León

Los españoles consumen de media 50 kilos de carne al año, en la que se gastan 350 euros
La polémica generada por las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al diario británico The Guardian acerca de la ganadería española y las macrogranjas ha puesto en el centro del debate político uno de los componentes básicos de la alimentación de millones de españoles, la carne. El informe del Consumo Alimentario en España revela que los ciudadanos compraron 49,86 kilos per cápita de carne en 2020, un 10,2 % más que el año anterior, para lo que gastaron 350 euros de media (+ 39 euros), siendo la mayor partida en la cesta de la compra de alimentación y bebidas (20,4 %).
La comunidad con mayor ingesta de carne fue Castilla y León, donde el debate sobre esta industria ha entrado de lleno en la precampaña electoral de las autonómicas del próximo 13 de febrero. Los castellanoleoneses consumieron 57,49 kilos de media por persona, quince más que en Extremadura (41,74), que se situó como la autonomía con menor consumo de toda España.
La mayoría de la carne que adquirieron los hogares fue fresca (72,6 %), seguida de la transformada (24,8 %) y la congelada (2,6 %), que pese a representar una proporción ínfima fue la que más creció. Las tipologías de carne fresca más consumidas fueron la de pollo (37,7 %), la de cerdo (30,2 %) y la de vacuno (14,8 %), aunque fue la de cerdo en la que más dinero se invirtió, tres de cada diez euros
Los hogares que más carne consumieron fueron los de parejas adultas sin hijos y de jubilados, con más de 64 kilos por año. Por el contrario, la menor ingesta se dio entre las parejas jóvenes con hijos pequeños (34,13) o sin descendientes (43,8). El estudio, realizado por la Dirección General de la Industria Alimentaria, también muestra que el consumo de carne per cápita fue más reducido en los grupos de edad más jóvenes –37 kilos en los menores de 35 años frente a los 62 de los españoles con al menos 65– y entre las personas de clase socioeconómica baja.
Los canales preferidos de los españoles para comprar este producto siguen siendo los supermercados (44,8 %) y las tiendas tradicionales (21,9 %), aunque el volumen de compras digitales fue el que más aumentó respecto a 2019. La carne pasó a costar un 2,2 % más de media, siendo los comercios de barrio (+3 %) y el comercio electrónico (+9,1 %) donde más se acusó la subida. 
tracking