07 de octubre de 2022

Nacho Rabadán, director general de la CEEES

Nacho Rabadán, director general de la CEEES

Nacho Rabadán, director general de CEEES

Las estaciones de servicio, contra la bonificación de Sánchez: «Algunas van a cerrar»

El director general de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio lamenta la medida del Ejecutivo

El BOE recoge hoy la aprobación del descuento de 20 céntimos por litro de carburante para todos los consumidores, que entrará en vigor el próximo viernes. Esta medida va a suponer que las gasolineras tengan que adelantar el dinero a los usuarios, lo que les puede suponer grandes inconvenientes. Nacho Rabadán, director general de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), atiende a El Debate para evaluar el descuentazo del Gobierno.
¿De qué manera valora las medidas adoptas por el Gobierno?
–Bienintencionadas, pero difíciles de aplicar y con un perjuicio importante para muchas de las estaciones de servicio del sector.
¿Ha habido algún tipo de diálogo con las patronales?
–No. Desde el día 14 de marzo, que fue cuando Pedro Sánchez anunció que iba a aplicar esas medidas, nosotros nos pusimos en contacto con el Ministerio y le mostramos nuestra disposición al diálogo, pero no recibimos ninguna respuesta. Es verdad que a nivel técnico nos han atendido, pero es que tampoco tenían más idea nuestros interlocutores en el Ministerio.
¿Cómo va a afectar el descuento a las estaciones de servicio?
–Se provoca una situación muy complicada para las estaciones de servicio. A nosotros nuestro precio de compra no nos baja, seguimos comprando al mismo precio. En principio se estipula la posibilidad de poder pedir un adelanto a Hacienda para efectuar esos descuentos, a través de la Agencia Tributaria con un formulario específico, pero resulta que menos de 48 horas tenemos que empezar aplicarlos, y todavía no hay tal formulario en Hacienda. Entonces, nos enfrentamos a un problema muy serio.
–¿Qué va a suponer para las gasolineras el adelanto de ese dinero?
–Una estación media, que vendiera dos millones de litros el año pasado, tendrá que adelantar más de 1.000 euros al día en descuentos, que se dice pronto. Hay que tener en cuenta que en la estructura empresarial de nuestro sector el 70 % son pymes, de los cuales 3.800 son autónomos. A todos ellos les están diciendo que acudan todos los días a sus negocios, levanten las persianas, y adelanten al día 1.000 euros, 100.000 euros en tres meses, y sin saber cuándo Hacienda se lo va a devolver. Desde nuestro punto de vista es absolutamente inviable, y seguro que hay estaciones de servicio que van a tener que cerrar.
Además, nuestros costes de aprovisionamiento se han visto incrementados en 15.000 desde el 1 de enero. Las tesorerías de esas pequeñas empresas están tiritando, y ahora 1.000 euros al día más. Hoy escuchaba al presidente del Gobierno hablar de la liquidez de las pymes, pero las pymes de las estaciones de servicio parece que no existimos. Que la gente tenga en cuenta que no tenemos un pozo de petróleo debajo de cada estación. Somos pymes como la panadería o la ferretería de cualquier barrio, y estamos sufriendo y pasándolo mal.

Somos pymes como la panadería o la ferretería de cualquier barrio, y estamos sufriendo y pasándolo mal

¿Cree que hubiera sido mejor una rebaja del IVA?
Absolutamente. Hubiese sido más sencillo y más inmediato. Pero no sé por qué no lo han hecho, yo entiendo que es una cuestión política. Parece que no quieren establecer beneficios fiscales para los hidrocarburos. Y tampoco entendemos por qué para hacer esto se han esperado hasta el día 29, se podría haber hecho mucho antes y mucho mejor. En Francia, por ejemplo, los empresarios de las estaciones de servicio y el Gobierno llevan hablando dos semanas, allí tienen diseñado cuál es el mecanismo y lo están haciendo bien. Aquí no, y no podemos más que lamentarlo.
Pese a ello, ¿llega tarde el Gobierno?
–En junio del año pasado y el 8 de febrero del año pasado nosotros hemos hecho peticiones formales de reducción del IVA, del impuesto de hidrocarburos y una ampliación del gasóleo profesional. Es decir, una batería de medidas coordinadas y coherentes entre sí para que se vieran beneficiados tanto empresas como particulares. No nos hicieron caso. Si hay que tomar una medida como esta, está muy bien que se tome desde un despacho, pero también hay que hablar con quien está a pie de calle, que saben cuál es la problemática y la casuística de cada sector.
Por ejemplo, ¿qué pasa con los extranjeros que vienen a repostar a España?, ¿tienen las estaciones de servicio de esas zonas que adelantar los litros que reporten los portugueses o los franceses sin saber cuándo Hacienda se lo va a ingresar? No tiene demasiado sentido, la verdad.
Comentarios
tracking