27 de junio de 2022

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa RiberaEFE

Excepción ibérica

El Gobierno confía en que en «muy poquito tiempo» Bruselas avale el tope al gas

España envía el documento de detalles técnicos. Bruselas podría tardar hasta quince días en dar su autorización definitiva

El Gobierno enviará este miércoles las «aclaraciones técnicas» del tope del gas a Bruselas. Se trata de un documento en el que Transición Ecológica relata los detalles de la propuesta que pretende limitar el precio del gas a los 40 euros/MWh, rebajando la electricidad hasta los 130 euros, según datos del Ejecutivo.
España y Portugal siguen a la espera del aval definitivo de la Comisión Europea. Un visto bueno que sigue sin llegar a la península, y que mantiene la medida dormida. Hasta que el departamento que dirige la comisaria Margethe Vestager confirme su autorización, la excepción ibérica no tendrá validez.
«Son cuestiones absolutamente técnicas. No esperamos que haya ningún tipo de problema», defendió la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, que insistió en que la Comisión conoce muy bien la propuesta conjunta de ambos países. Ribera, aseguró que falta «muy poquito tiempo» para alcanzar la aprobación definitiva del acuerdo.
Durante la rueda posterior al Consejo de Ministros, la ministra adelantó que el ‘ok’ europeo podría tardar en llegar «una semana, diez días o dos semanas». Desde entonces, tan sólo han pasado cinco días en los que el precio de la electricidad en el mercado mayorista se ha situado por encima de los 200 euros/MWh. Un precio que sigue impactando sobre los consumidores de la tarifa regulada, expuestos a los vaivenes en el que el ‘pool’ lleva meses instado.
El Real Decreto aprobado fija el precio de referencia del gas. Durante los primeros seis meses en los 40 euros/MWh, un tope que comenzará a subir a los 48 euros/MWh a lo largo del resto de meses hasta completar el año entero en el que estará en vigor. La OCU estima que el recibo mensual caiga entorno a los 85 euros, lejos de los 143 euros alcanzados de media el pasado mes de marzo.
La medida tendrá un considerable impacto sobre el IPC, que en abril se situó en el 8,3 %. El INE toma como referencia el precio del mercado mayorista que solo afecta a los usuarios acogidos a la tarifa regulada, y saca de sus cálculos a los 17 millones de clientes del mercado libre. Una fórmula que ha elevado el dato de inflación española por encima de la del resto de países de Europa.
Comentarios
tracking