25 de septiembre de 2022

Carta enviada por el ministerio argelino a sus agencias de viaje

Carta enviada por el ministerio argelino a sus agencias de viajeEl Debate

Crisis diplomática

Argelia ordena romper las relaciones turísticas con España por carta

El Debate accede a la carta que el ministerio de Turismo envió a las agencias de viaje del país. En ella ordena la ruptura «inmediata». El Gobierno español asegura no tener comunicación formal

Argelia ordenó el pasado domingo suspender cualquier relación turística con España. En una carta -a la que ha tenido acceso El Debate- el ministerio de Turismo del país ordena a todas las agencias de viajes finalizar «toda relación de trabajo con España de forma inmediata». Se trata de una nueva medida, englobada dentro de la ruptura del Tratado de Amistad con nuestro país, decretado por Argel el pasado 8 de junio.
Carta enviada por el ministerio argelino a sus agencias de viaje

Carta enviada por el ministerio argelino a sus agencias de viajeEl Debate

Desde el Ejecutivo español niegan tener pruebas «oficiales» de una ruptura de relaciones comerciales con el sector turístico, sin embargo, la carta es tajante. Desde Luxemburgo, donde ha participado en una reunión de ministros de Exteriores de la UE, José Manuel Albares ha dicho que «no tiene constancia» de que Argelia haya dado dicha orden. «Estamos verificando lo que es una comunicación de una autoridad provincial y no nos consta ni tampoco a las empresas españolas», ha afirmado, recalcando, eso sí que de confirmarse el Ejecutivo español defenderá «con firmeza» los intereses España y de las empresas españolas.
La comunicación enviada por el departamento de Turismo argelino impedirá a los turistas argelinos visitar nuestro país. A pesar de que Argelia no es uno de los principales emisores de viajeros, la medida suma mayor tensión a la crisis diplomática con España. Desde que el Gobierno de Pedro Sánchez se alineara con Marruecos en el conflicto que el país mantiene Argelia por el Sáhara, las relaciones con el país magrebí no han dejado de deteriorarse.
El pasado 9 de junio, el régimen de Abdelmayid Tebune congeló los pagos a empresas españolas. Meses antes, en abril, Argelia impuso una ley proteccionista que limitó las importaciones extranjeras, incluidas las españolas. Días después, el presidente del país destituyó al ministro de Finanzas, a quien se le achacaba la postura comercial.
El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha pedido al Gobierno que «por favor solucione» el «problema» con Argelia con «urgencia», un asunto por el que los empresarios están «muy preocupados».
Uno de los temas en política exterior «es conseguir molestar menos y coactuar más», ha afirmado Garamendi, que ha participado este lunes en el 39 Seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en Santander.
España cuenta con intereses estratégicos en Argelia. El principal, el gas. El país del norte de África es el segundo mayor proveedor de esta energía y el único que la envía a través de gasoducto. Desde octubre de 2021, Naturgy -socia de Medgaz- lleva negociando la renovación de las condiciones del contrato de suministro. Unas conversaciones en las que Sonatrach -la energética pública argelina- ya ha trasladado su intención de elevar al alza el precio de venta. Fuentes conocedoras del contenido de las reuniones aseguran a este diario que Argelia quiere indexar el precio de su gas al mercado de referencia europeo, que este lunes ha llegado a tocar los 129 euros/Mwh. Además, Repsol y Cepsa cuentan con importantes proyectos compartidos con Sonatrach en territorio argelino.
Comentarios
tracking