18 de agosto de 2022

Nadia Calviño y Pedro Sánchez ven mermada su popularidad por el coste de la energía

Nadia Calviño y Pedro Sánchez ven mermada su popularidad por el coste de la energíaPaula Andrade

Crisis energética

Sánchez ya no descarta un escenario de racionamiento del gas y el petróleo

El Gobierno desliza que «hay que prepararse para cualquier escenario». El Plan RePower UE obliga a racionar y mandar el excedente de gas a Alemania y otros países dependientes de Rusia

El 5 de octubre de 2021 Vladimir Putin demostró algo. Hace ya nueve meses, el presidente ruso desactivó el pánico que cundía en el mercado energético, cuando la crisis del gas y la electricidad empezaba retumbar por todos los rincones del viejo continente. Ese día de octubre -142 antes de la invasión de Ucrania- el Kremlin dijo estar dispuesto a colaborar en la estabilización de los mercados.
Las palabras del ruso apagaron el fuego en el que estaba sumido el precio del gas europeo. En apenas unos minutos, pasó de los 160 euros a los 107 euros. Quince días después Putin volvió a hacer de las suyas. Su ministro de Energía adelantó que Rusia no elevaría los envíos de gas a Europa y el temor volvió a disparar los precios.
Ahora, aquel viejo socio, es el mayor enemigo de los países comunitarios que tratan de rellenar a contrarreloj sus reservas de gas para evitar una debacle en el suministro este invierno. El escenario es complejo. Alemania, Francia o Italia -muy dependientes del gas ruso- han sufrido cortes importantes de suministro durante las últimas semanas. Las alarmas llevan días sonando en Bruselas que reclama planes extremos. Uno de ellos implica un racionamiento de gas y petróleo que se extenderá por todos los países que forman la Unión Europa, incluido España.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una entrevista

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una entrevistaEFE

Los españoles debemos prepararnos para cualquier escenarioPedro SánchezPresidente del Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reveló -en una entrevista concedida a La Sexta- que los españoles «debemos prepararnos para cualquier escenario». La sinceridad del jefe del Ejecutivo anticipa serias tensiones en el consumo, tanto de electricidad, como de gas y carburantes. «Si la guerra se prolonga en el tiempo tendremos que ser solidarios», dijo Sánchez. El presidente se refiere al Plan RePower UE. La estrategia trazada por el Ejecutivo comunitario detalla qué hacer si estalla una crisis total de abastecimiento. Llegado el momento, los países menos dependientes de la energía rusa estarán obligados a auxiliar a los más expuestos.

RePower UE obliga a racionar y enviar el excedente a los más expuestos

«Debemos reducir al máximo los consumos, restringiéndolos a determinadas horas y aplicando parones en la Industria», dijo el exdirector general de Operaciones de Red Eléctrica, Alberto Carbajo en declaraciones a El Debate. El Ejecutivo deberá aplicar un plan de consumo mínimo, que garantice que los depósitos de gas españoles estén disponibles para redirigir su contenido hacia los más afectados.

El carbón y la nuclear, soluciones de emergencia

Esto implicará un racionamiento por horas del gas, lo que tendrá su impacto en el consumo de electricidad. Como solución, varios expertos han recomendado reactivar las centrales de carbón, y desactivar el cierre programado de las centrales nucleares españolas. Una posibilidad que -de momento- el Gobierno descarta. «Contamos con herramientas sin tener que volver atrás, en Alemania o Austria la situación es dramática», dijo la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum la pasada semana.
Sin embargo, y a pesar de que la diversificación española le otorga un papel de ‘salvavidas’, el giro de Sánchez con respecto al conflicto de El Sáhara ha puesto en riesgo la relación energética con Argelia, nuestra segunda mayor fuente de suministro. El país mantiene abierta una crisis diplomática con Madrid que ha derivado en la ruptura de todos los enlaces, excepto los relativos al gas y al petróleo.

Zelensky ofrece su producción eléctrica, en un gesto más simbólico que efectivo

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky se une a través de un enlace de video a la reunión de líderes del G7 en Alemania

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky se une a través de un enlace de video a la reunión de líderes del G7 en AlemaniaEFE

Un complejo rompecabezas, en el que Zelensky ha tratado de encajar la pieza ucraniana. El presidente del país ofreció -este viernes- a Europa sus exportaciones de energía eléctrica. El líder ucraniano dijo estar preparado para aumentar el suministro a través de la conexión que recorre Rumanía.
«Ellos tienen centrales nucleares bastante grandes, pero la interconexión con Europa es floja y cuenta con problemas técnicos», dice el científico del CSIC, Antonio Turiel que recuerda que «la potencia eléctrica de Ucrania es limitada».
Comentarios
tracking