18 de agosto de 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.Eduardo Parra - Europa Press

Análisis económico

Los 15.500 millones recaudados de más por Hacienda que no llegarán a los hogares

El año 2021 ya fue un año récord en la recaudación de impuestos. Ahora Sánchez anuncia un mecanismo de gasto similar al Plan E de Zapatero

Dice el refranero español que siempre se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Está claro que, pasado el tiempo de este refrán, tengo que pensar que quien lo inventó estaba pensando en Pedro Sánchez y su tropa de flautistas que últimamente suenan desafinados.
Cada vez que abre la boca, el presidente, dice una mentira, no falla. No lo puede evitar. Las dos últimas han sido ver a madrileños bigotudos, sentados en algún lugar de la zona centro, con su café y copa de coñac, vestidos con levita y sombrero, encendiendo unos enormes puros cubanos y pensando en cómo conseguir echarle del Gobierno.
Creo que esta imagen podría achacársele más a Jacinto Benavente o quizás al inolvidable Ramón del Valle-Inclán pero, sinceramente, hoy no veo a empresarios madrileños en las sombras y con grandes puros pensando en derribar al Gobierno, por lo cual de nuevo otra invención sin fundamento más allá de dejarnos claro que cada vez está más nervioso nuestro presidente.
La fabulosa idea de decir que el solo, y como Don Quijote, y con sus artimañas se ha enfrentado a los molinos de la inflación, para derrotarlos en cinco puntos y hacer que esta se quede en el 10,2 %, demuestran la locura temporal que tiene el Quijote que se sienta actualmente en La Moncloa.
Ahora, metido en la paranoia de que hay que hacer muchas cosas, no importa si bien, regular o mal, sino simplemente estar todos los días comunicando que el Gobierno menos social que ha tenido España en los últimos 200 años, hace algo por los españoles, le ha llevado a anunciar que se va a gastar 15.000 millones en cosas que nadie tiene duda que van a servir lo mismo para lo que sirvió el Plan E de Zapatero: para nada.
Como acaban de salir los datos de la Agencia Tributaria, con la recaudación de mayo, me voy a permitir explicarle al señor presidente que puede o debe hacer para que los españoles pensemos que ha retornado a la cordura y que, pasada la cumbre de la OTAN, se va a dedicar a pensar en nosotros y tratar de que vivamos mejor. Si lo hace, los españoles que son agradecidos, seguro que en lugar de pensar que está como Don Quijote, pensarán que a lo mejor todo ha sido una demencia transitoria.
No sé si la ministra de Hacienda le ha mostrado qué es lo que ha pasado con los impuestos en España, pero yo se los voy a explicar con detalle:
En el mes de mayo, el Gobierno que usted preside ha recaudado en total 11.175 millones de euros, que con respecto a mayo del año pasado ha supuesto un incremento de 2.415 millones, lo que quiere decir que ustedes han recaudado un 27,6 % más que lo que recaudaron en el 2021, que ya fue año récord en recaudación.
Han recaudado 900 millones más en IRPF, un 29,7 % más que en mayo de 2021 y 1.086 millones más en IVA, lo que supone un 34,3 % más. Esto quiere decir que a los trabajadores, que usted cree que son sus votantes, en este mes les ha sisado casi 1.000 millones directamente de sus bolsillos y, además, cuándo han ido a hacer la compra, resulta que de lo que se han gastado, a su gobierno le ha dado casi 1.100 millones de euros.
A los españolitos de a pie, los que cada día van a su puesto de trabajo, los que cogen el transporte público porque no pueden llenar el coche de gasolina o los que conducen su coche para llegar a su oficina, su comercio o a su campo, le ha quitado su gobierno en un solo mes 2.000 millones de euros.
Obviamente si esto fuese solo un mes a lo mejor los españoles lo aguantaban mejor, pero, si miramos el cuadro que tenemos de acumulado al mes de mayo, puede que a muchos les produzca temblor en las piernas o escalofríos o, como dice un amigo mío en estas fechas, escalo-calientes.
Miremos con frialdad –la máxima posible– los números. El Estado a 31 de mayo casi ha llegado a los 100.000 millones de euros, le ha faltado poco, se ha quedado en 96.180 millones, que además suponen 15.457 millones de euros más que el año pasado.
De esos 15.000 millones, 5.321 se los ha quitado su Gobierno a los votantes socialistas, a los comunistas y a los de derechas, que le han castigado a usted y su partido en Andalucía, como nunca lo habían visto. Pero si a esa cifra le añadimos los 6.640 millones de euros que se han llevado por IVA, lo que le han quitado a los trabajadores españoles de toda clase y condición suman 12.000 millones. Por IRPF les ha quitado un 14,8 % más que el año pasado en estas fechas y por IVA, un 21,4 % más.
Si yo le digo que cada vez que ustedes tocan algo lo rompen se me enfada y me dice que fumo puros y tengo bigotes, pero, aunque me lo diga, la realidad es que con los fondos Next Generation no han conseguido nada y nada van a conseguir manejándolo como lo hacen.
Por lo tanto, le propongo que, para reactivar la economía, para ayudar a todos los españoles haga usted los siguiente:
  1. Devuelva usted los 5.321 millones de IRPF que ha cobrado de más y, como tienen nombre y apellidos es muy fácil, se lo dice usted a la Agencia Tributaria y ellos que tienen los datos del año pasado y de este saben a quien se lo tienen que transferir.
  2. Hace usted los mismo con el IVA que son 6.640 millones, una parte irá a las empresas y otro a los particulares. Descontado lo de las empresas, le dice a la Agencia Tributaria que haga un cálculo y los devuelva por contribuyente. Aquí tendrán que trabajar un poco más y ponerse de acuerdo con los de Escrivá para ver la parte que les corresponde a los pensionistas.
El resto, no digo que se lo quede usted, sino todo lo contrario, igual que ha bajado el IVA de la luz, baje usted los impuestos de los carburantes y ponga ahí un poco de cariño en el cálculo y si, además, deja usted un poco para los impuestos de sociedades que está cobrando sobre todo a las pymes, la cosa sería diferente.
Además, lo bueno de esta medida, es que sería justa, llegaría a los que más están sufriendo y, quien sabe, lo mismo hasta le daba votos, que es lo que yo menos deseo, pero prefiero el bien de los españoles.
Comentarios
tracking