06 de octubre de 2022

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis EscriváEFE

Escrivá aboga por centralizar impuestos tras la «revolución fiscal» de Juanma Moreno

El ministro considera que la cesión de los tributos provoca un «despropósito» de la competencia entre autonomías

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se ha mostrado este martes partidario de centralizar impuestos para evitar el «despropósito» de que las comunidades autónomas compitan entre sí en materia fiscal.
Escrivá, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha dejado claro que ésta es una opinión «a título personal», que ya defendió en el pasado, y que viene a cuenta de la decisión anunciada ayer por la Junta de Andalucía de suprimir en esa comunidad el Impuesto de Patrimonio, siguiendo la estela de la Comunidad de Madrid.
«Me parece un despropósito que las comunidades se dediquen a competir fiscalmente unas con otras», ha subrayado el ministro, que ha considerado que eliminar Patrimonio es una medida «extraordinariamente regresiva» justo en un momento en lo que se requiere es hacer políticas redistributivas para las personas más vulnerables por los efectos de la inflación.
«Las comunidades autónomas lo que tienen que hacer es dedicarse a mejorar la provisión de servicios en Sanidad, en Educación... Esto de la competencia fiscal entre ellas es un asunto que jamás he entendido», ha indicado.
El ministro ha explicado que esta situación deriva de un sistema de financiación autonómica «mejorable», que es el que decide los recursos con los que debe contar cada comunidad para proveer a los ciudadanos de servicios públicos fundamentales como Sanidad y Educación.

A favor del modelo austriaco

En España, ha precisado, se decidió ir a un sistema de cesión de impuestos completos y tramos de impuestos, aunque él se ha mostrado a favor del modelo australiano, donde la asignación de recursos autonómicos se decide en función del gasto efectivo per cápita en cada uno de los servicios públicos que se genera.
«Es un modelo mucho más fino. En cambio, en España estamos muy instalados en esta cesión de impuestos que tiene mucha tradición, pero que a mi, personalmente, no me gusta y que genera estas derivas tan indeseables como las que estamos viendo estos días», ha subrayado.
Para el ministro, éste es un debate «fundamentalmente técnico, no político». «Los ciudadanos entienden que las comunidades autónomas juegan un papel central en la provisión de servicios de Educación, Sanidad o Dependencia y eso ya es tan importante...», ha concluido.
Comentarios
tracking