03 de diciembre de 2022

Leonardo Supercomputer

Leonardo SupercomputerLeonardo Supercomputer

En Bolonia

Así funciona Leonardo, el superordenador que enciende hoy la UE

Podrá hacer 250.000 billones de cálculos por segundo que se utilizarán para predecir y mitigar fenómenos climáticos extremos o desarrollar soluciones médicas

La Unión Europea inaugura su nuevo superordenador Leonardo, la cuarta computadora más potente del mundo, capaz de hacer 250.000 billones de cálculos por segundo que se utilizarán para predecir y mitigar fenómenos climáticos extremos o desarrollar soluciones médicas y aplicaciones industriales.
Situado en una antigua fábrica de tabaco en la ciudad italiana de Bolonia, Leonardo es el segundo superordenador de gran capacidad de la red europea tras la puesta en marcha de Lumi –tercero en potencia en la clasificación global– en Finlandia en julio pasado y ha supuesto una inversión de 120 millones de euros.

Ciencia e industria

Desarrollado por un consorcio entre la Comisión Europea, varios países de la UE y empresas privadas liderado por la francesa Atos en colaboración con el centro de computación italiano CINECA, el superordenador será accesible a la comunidad científica y la industria en Europa.
«Ahora estamos un poco ciegos hacia el futuro. Es como trabajar en un túnel donde vemos algo de luz, pero no conocemos exactamente nuestro camino: ahí es dónde se necesitan inteligencia artificial y computación muy avanzadas», apunta un alto funcionario europeo, destacando el papel que podrán jugar estos ordenadores a la hora de lidiar con fenómenos como el cambio climático o las pandemias.
En el caso de Leonardo, una parte importante del trabajo se centrará en generar modelos para predecir con mucha más precisión de la actual, eventos naturales como tifones, huracanes, tsunamis, terremotos o erupciones volcánicas, lo que a su vez permitirá una mejor gestión de los riesgos.
También se usará con fines médicos, por ejemplo en un proyecto para crear un mapa de las conexiones cerebrales que permita avanzar en la neurociencia, o en otro que busca generar un modelo de cómo funciona el corazón para atajar ciertas anomalías o mejorar dispositivos médicos como los marcapasos.

Seguridad nacional

A ello se suman las aplicaciones industriales, desde el ámbito energético al farmacéutico, pasando por la industria del automóvil, hasta la seguridad nacional, ya sea para prevenir ciberataques o mejorar la seguridad de centrales nucleares.
«Es una inversión en nuestro futuro y un elemento fundamental de una sociedad más inteligente, segura y mejor», argumenta un alto funcionario de la Comisión Europea, que cifra en unos 8.000 millones de euros la inversión que se movilizará hasta 2027 para crear y operar la red de superordenadores europeos.
A finales de este año, esta contará con dos superordenadores de gran capacidad, Lumi y Leonardo, con potencia para procesar más de 100 petaflops por segundo (100.000 billones de operaciones por segundo) y con cinco de mediano rango (hasta100 petaflops) en Luxemburgo, República Checa, Eslovenia, Bulgaria y Portugal.
En primavera de 2023 se inaugurará un tercero de gran capacidad en Barcelona, el Mare Nostrum, que con una inversión de 150 millones aspira a ser el «quinto o sexto» más potente del mundo y se centrará en la investigación médica, al tiempo que se pondrán en marcha otros cuatro medianos en Polonia, Irlanda, Hungría y Grecia.
Y a finales de año echará a rodar en Alemania Júpiter, el primer ordenador europeo a exaescala (capaz de procesar más de 1000 petaflops por segundo), que la UE confía en situar como el más potente del mundo. Una tarea que se acompañará del despliegue también de computadoras cuánticas.
«Es una red bastante impresionante si se considera que en 2018 Europa tenía cero. Ahora somos una superpotencia en computación», apuntan fuentes comunitarias.
Comentarios
tracking