Fundado en 1910

18 de abril de 2024

TribunaJosé Ramón Riera

¿Aló, Bruselas? El Gobierno español les ha hecho el tocomocho

Ha llegado el momento de que la Unión Europea exija a Pedro Sánchez explicaciones de dónde está el dinero de los fondos europeos

Actualizada 09:04

El timo del tocomocho es el viejo truco del billete de lotería supuestamente premiado. Una persona se hace pasar por discapacitada o analfabeta y se acerca a la víctima para pedirle ayuda para poder cobrar un importante premio utilizando la expresión «tocó mucho, tocó mucho», expresión que le da nombre a la estafa.
Aquí el billete de lotería se lo dio Dear Pedro a Úrsula Ojos tiernos durante la pandemia. La convenció de que España la necesitaba como salvadora de la pandemia y le sacó, con su sonrisa burlona tapada por la mascarilla, 145.000 millones para España.
Ojos tiernos, además de prendarse por el encanto de Dear Pedro, se creyó la declaración de amor de que «España te necesita y yo voy a hacer que con este dinero seamos los mejores de Europa y tú te encumbres por haber apostado por nosotros».
Desde esos instantes, en el que el amor era lo más importante y Dear Pedro prometía y prometía han pasado ya más de 3 años y el roce que normalmente produce cariño, cuando empiezas a ver las infidelidades de tu partner, te empiezas a dar cuenta de que te ha engañado.
La Comisión Europea ha hecho llegar a España 37.000 millones de euros, que deberían haber sido 10.000 millones más si Dear Pedro hubiese sido una pareja seria y formal y hubiese cumplido con lo prometido.
Pero nuestro presidente, si algo tiene, es su informalidad: cambia de opinión como de calzoncillos, tantas veces como hace falta. Con tanto cambio de rumbo, nadie sabe qué ha sido de los 37.000 millones.
La Unión Europea lleva reclamando una explicación formal de a que se han dedicado y acaban de responder, después de 3 años y medio, de 4.772 millones de los 37.000 millones. Y es otro timo.
Los fondos Next Generation EU nacieron como una herramienta fundamental para la recuperación económica de la Unión Europea y para permitir a los estados miembros financiar inversiones que contribuyesen a crear empleo, impulsar el crecimiento económico y a la recuperación de las empresas y sectores que más se vieron afectados por la pandemia.
El Gobierno español sigue oficialmente sin mandar nada a la UE, pero se ha filtrado la lista de los 100 receptores que más dinero han recibido del Gobierno de Pedro Sánchez. Ya va siendo hora de que pongamos encima de la mesa que ha pasado con esos 4.772 millones de euros porque es un absoluto delirium tremens lo que se ha hecho con ese dinero.
Y prepárense para la gran sorpresa de quienes son los receptores del dinero.
El mayor receptor de fondos europeos, tres años después de haber empezado a recibirlos, han sido 16 comunidades que han recibido 2.127 millones, lo que supone el 45 % del dinero que informamos a la UE, pero solo el 5,7 % del total recibido.
En segundo lugar, están 38 ayuntamientos, cabildos y diputaciones que dice el Gobierno que les ha mandado 1.204 millones que supone el 25 % de la cifra explicada y solo el 3,3 % del total de los fondos.
La tercera posición lo componen los organismos autónomos, mayormente dependientes de la Administración Central del Estado, que han recibido 500 millones, el 9 % de este monto y solo el 1,2 % del total. En cuarto lugar, aparecen 12 empresas de las que en su momento hablaremos, las cuales recibieron 446 millones, equivalentes al 8 % y al 1,1 % respectivamente.
Los quintos son las Universidades españolas, en total 15, que se llevan 391 millones y quedan las ONG que han recibido 103 millones.
No hace falta ser muy listo, para darse cuenta de que el 82 % de lo repartido se lo lleva el sector público español y que, se supone, pasará una parte al sector privado. Pero como nadie da explicaciones de lo recibido, no sabemos a quiénes han ido, para qué se han usado o siquiera si se han aplicado ya a algún área concreta.
Y solo oficialmente han llegado el 8 % –que realmente es el 1,1 % de todo el dinero recibido por el Gobierno– a las empresas para que se hayan desarrollado proyectos de diferentes tipos que hayan permitido que la economía española haya evolucionado.
Que solo hayan llegado oficialmente 445 millones a la economía real, demuestra que este Gobierno es un auténtico desastre.
Unos fondos que debían servir para dinamizar la economía española y ayudarla a salir reforzada de la crisis de la pandemia, solo han llegado realmente a la economía real el 1,1 % del dinero que ha mandado la UE.
Ha llegado el momento de que la Unión Europea exija a Pedro Sánchez y a todo su Gobierno explicaciones de dónde está el dinero. Se deben justificar por qué no cuentan si se ha repartido más. También, que los fondos no utilizados pasen a ser gestionados por una agencia independiente del Gobierno nombrada directamente desde Bruselas.
Y, por último, si no se ha justificado hasta el último céntimo, que se proceda a demandar al Gobierno al completo por malversación de caudales públicos y prevaricación manifiesta.
Úrsula, si de verdad quieres quitarte el estigma de haber sido manipulada por el mayor «gigolo» de la UE, va siendo hora de que tomes las riendas y le pongas en su sitio, que no es otro que el banquillo del Tribunal de Cuentas de la Unión Europea.
Comentarios
tracking