Fundado en 1910

17 de abril de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

La Contabilidad Nacional dice que en el último trimestre tendremos que contabilizar el 43 % de los gastos

No conozco a ninguna empresa que, por intereses particulares de los gestores, la contabilidad vaya a tirones y solo se contabilice según le convenga al gestor de la empresa

Actualizada 09:35

Cada día que pasa, y creo que van a pasar muchos días con este gobierno, encuentro motivos suficientes como para que la Unión Europea tome el control de España y nos intervenga.
Y digo que cada día hay más motivos para que esto suceda, porque cada vez que me pongo a hacer un análisis en profundidad de lo que acontece en la Contabilidad Nacional que, si esto lo hiciese una empresa del IBEX o del Mercado Continuo, sus administradores y gestores serían cesados y la empresa intervenida para evitar el deterioro del patrimonio de los accionistas.

Encuentro motivos suficientes como para que la Unión Europea tome el control de España y nos intervenga.

Ya sé que lo que estoy escribiendo es muy fuerte y serio, pero son las conclusiones que estoy sacando de ver como se llevan los libros contables de la Administración Central del Estado.
La Contabilidad y el mantenimiento de los gastos reales de una empresa es, sin duda alguna, la clave de que los resultados que se presentan trimestre a trimestre a los consejos de administración sean veraces y fidedignos y más si cotizas en bolsa.
No conozco a ninguna empresa que, por intereses particulares de los gestores, la contabilidad vaya a tirones y solo se contabilice según le convenga al gestor de la empresa. Eso sería motivo de cese inmediato del gestor, o si el Consejo de Administración lo permitiese, la intervención inmediata por las autoridades bursátiles hasta el nombramiento de un nuevo equipo.

La Contabilidad Nacional es tratada por el gobierno actual como si fuese un chiringuito

Hoy voy a mostrar cómo, en este país, la Contabilidad Nacional es tratada por el gobierno actual como si fuese un chiringuito en el que se contabiliza según le conviene y aunque, con solo los dos últimos años, voy a mostrar que esto se ha convertido en una práctica habitual desde que llegó a La Moncloa hace más de 5 años y medio.
Vayamos a los datos. Veamos lo que pasó con la Contabilidad Nacional en el 2022 y luego veremos la del 2023.
En 2022, en el primer trimestre, se contabilizan 65.943 millones, pero en enero se contabiliza el 54 % de los gastos del trimestre y en los dos meses siguientes el 46 %, lo cual solo indica una cosa y es que en enero se están metiendo gastos del último trimestre del año, para evitar que las facturas no aparezcan y no se puedan pagar y que haya una denuncia de algún proveedor importante.

En febrero y marzo hay una parada de contabilización no vaya a ser que salgan muy mal los resultados de déficit del primer trimestre

Pero así tenemos que, en el primer trimestre, se contabiliza el 19 % de los gastos del año, porque en febrero y marzo hay una parada de contabilización no vaya a ser que salgan muy mal los resultados de déficit del primer trimestre.
Llega el segundo trimestre y pasa algo muy parecido. En abril se contabilizan el 47 % de los gastos del trimestre y entre los otros dos meses el 53 % y en el segundo trimestre se llegan a contabilizar el 22,5 % de los gastos del año.
Así se tiene que el primer semestre, donde ya se han pagado las dobles pagas de todo, solo se contabiliza el 42 % de los gastos cuando se debería llevar el 50 %, sobre todo en una Administración donde los gastos son muy estables.
Pero en el tercer trimestre la cosa va a peor, porque en julio se contabilizan el 59 % de los gastos del trimestre y ahí se van los funcionarios de vacaciones y no contabilizan (mentira).
Los funcionarios se podrán ir de vacaciones, pero la Contabilidad Nacional no.
Y se llega al tercer trimestre de vagancia contable y solo procesamos el 18 % de los gastos del año y cerramos el acumulado del año con un gasto contabilizado del 60%, cuando debería de ser el 75 %.

Y se llega al tercer trimestre de vagancia contable y solo procesamos el 18 % de los gastos

Y en el cuarto trimestre, sucede al revés que en los trimestres anteriores. En octubre se contabiliza el 34% y en diciembre apretón, porque ya es tanto lo que queda pendiente, que en un solo mes contabilizan casi exactamente lo mismo que en el primer trimestre, pero obviamente con cuidado de no pasarse de los gastos presupuestados dejan un buen montón de miles de millones para el ejercicio siguiente.
En el primer trimestre de 2023, en enero, pasa casi lo mismo que en 2022 que contabilizan el 56% en lugar del 54%, pero en el primer trimestre, como se acercan las elecciones municipales y autonómicas no se contabiliza demasiado, es más, se contabiliza menos gasto que en 2022 y el primer trimestre solo se llega al 16 % del año a la Contabilidad (primera gran vergüenza del año).

Ante la duda de que el PP pueda llegar a gobernar frenazo en seco a la Contabilidad y en agosto y septiembre contabilizamos menos gasto

En el segundo trimestre la pauta sigue siendo similar, aunque todavía sin ritmo y solo contabilizamos el 42% en abril y como no se sabe que va a pasar en las elecciones generales, solo se contabiliza el 21,6% del año en dicho trimestre.
Y así tenemos que en el primer semestre la contabilidad solo refleja el 38 % del presupuesto, mientras que en 2022 llegó al 42 %.
Y ante las pocas probabilidades que se tienen para renovar el mandato, se deja prácticamente de contabilizar para hacer un «zapatero» y dejarle una patata caliente al PP.
Así llegamos al tercer trimestre y aunque en julio contabilizamos una cifra solo vista en diciembre, 57.500 millones, en agosto, ante la duda de que el PP pueda llegar a gobernar frenazo en seco a la Contabilidad y en agosto y septiembre contabilizamos menos gasto que el en 2022 y cerramos un acumulado en septiembre de un 58 % de gasto contabilizado cuando deberíamos estar en buena lid en un 75 %.
Pero se acaba de confirmar que tenemos presidente que ha dejado de ser en funciones y por lo tanto, pensando que en 2024 la Unión Europea nos va a aplicar un control sobre las finanzas españolas, tanto de déficit como de deuda, seguro que en el último trimestre contabilizamos 168.000 millones o muy cerca de esta cifra, si es que se cumplen los Presupuestos Generales.

Estamos tratando a la Contabilidad Nacional como un juego de intereses partidistas

Estamos tratando a la Contabilidad Nacional como un juego de intereses partidistas que se usan como quiere el presidente del gobierno.
Y aquí hay una persona que es la responsable máxima de que esto suceda, la «bailarina» M.ª Jesús Montero, que ya demostró su capacidad de destruir en la Junta de Andalucía.
Tener que contabilizar casi 170.000 millones de euros en el último trimestre del año es preparar a la economía española para un incremento salvaje de deuda el año que viene, después de un año en que terminaremos muy cerca de los 100.000 millones de deuda.
Esto se está yendo de las manos y la Unión Europea debe estar informada, a través del PP y de Vox con sus respectivos grupos que están en el Parlamento Europeo, el PPE y el ECR, de que o paran a Sánchez o dentro de 2 años España se podrá llevar por delante al euro y a la Unión.
Hay que tomar medidas urgentes y ya.
Comentarios
tracking