Fundado en 1910

13 de abril de 2024

análisis económicoJosé Ramón Riera

Los empresarios pagarán este año un 40 % más de cotizaciones sociales que con Rajoy

Para hacer exactamente lo mismo que hace veinte años los políticos de hoy necesitan gastarse 2,2 veces más que los políticos de hace dos décadas

Actualizada 04:30

No ha de acabar el año sin que les cuente cuánto ha recaudado en impuestos y cotizaciones sociales el personaje que tenemos de presidente y todo su equipo, pero ya puedo anticiparles que los ingresos de este año, sumados a los del 2018 al 2022, van a estar muy cerca del billón de costes para las empresas españolas en cuanto al monto de cotizaciones sociales pagadas por este colectivo.
Exactamente, y si no me he equivocado al calcular la estimación de ingresos para el 2023 (teniendo 10 meses de datos, el error va a ser muy pequeño), los empresarios le habrán soltado 956.707 millones euros por cotizaciones sociales al cada vez menos querido por los grandes empresarios, al nada querido por los medianos y al odiado por los pequeños empresarios y autónomos.
Todos somos conscientes de que hay que pagar impuestos para que el Estado exista y pueda hacer su trabajo, que no es otro que hacer crecer la riqueza del país, y que ese crecimiento de la riqueza se distribuya correctamente para evitar que determinadas clases ganen de más en contra de los débiles que se vayan empobreciendo.
Estoy convencido de que la mayoría de los españoles queremos eso cuando vamos a votar, aunque escojamos diferentes modelos políticos para que eso suceda.
Si los políticos fuesen justos y honrados, independientemente del partido, las diferencias deberían de ser pequeñas a la hora de conseguir los objetivos.
Pero, cuando los políticos dejan la honradez y la justicia en su casa antes de irse a La Moncloa, sucede que en 2003 necesitaban 99.000 millones para administrarnos, y en 2022 han necesitado 216.000 millones. Mientras tanto, la renta de los españoles está parada desde 2005. Aquí los únicos que ganan son los gobernantes.
Para hacer exactamente lo mismo que hace 20 años los políticos de hoy necesitan gastarse 2,2 veces más que los políticos de hace dos décadas.
Es decir, en 20 años, los políticos actuales son 2,2 veces menos honrados y justos que los de hace esas dos décadas.
Y como son así, hay que plantearse encontrar un nuevo político que venga sin alforjas, limpio, con ganas de ser honrado y justo, que luego ya le malearán, y que quite 100.000 millones de gastos de grasa que tenemos en exceso en estos momentos.
Mientras encontramos ese grupo que hoy está adormecido dentro de nuestra sociedad y que habrá que buscar como una aguja en un pajar, habrá que seguir informando para que los próximos que nos gobiernen estén sensibilizados de que los políticos y la política no puede costar 2,2 veces más cada 20 años sin que los españoles ganemos 3 veces más, y no la miseria que nos han aportado, fundamentalmente el socialismo del puño en alto, transformado en modelo bolivariano.
A los empresarios no deberían costarles las cotizaciones sociales un 40 % más de lo que le costaban con Rajoy cuando el actual presidente solo ha sido capaz de hacer crecer la riqueza del país en un 7,5 %.
Hay que exigir ya a nuestros gobernantes que no se pueden gastar más que lo que como máximo aporten al país, y que no pueden exigir, ni a trabajadores ni a empresarios, que paguen sus incompetencias.
Pero veamos cómo se han disparado los ingresos por cotizaciones sociales a lo largo de este periodo:
Aquí lo tienen claramente reflejado en 2018: las cotizaciones sociales crecieron en 7.024 millones, que equivalen a un 5,3 % más que en 2017, cuando el PIB solo subió un 2,3 %.
Pero ya en el primer año completo de Sánchez, el 2019, las cotizaciones sociales se incrementaron en 11.195 millones, llegando por primera vez a los 150.057 millones, lo que supone que suben un 8,1 %, cuando el PIB en términos reales solo crece un 2 %.
Llega la pandemia y, a pesar del desastre económico, los empresarios pagan 1.733 millones más que en 2019, que supone hacer crecer la recaudación en un 1,2 %, cuando el PIB revisado de la Sra. Manzanera dice que cae un 11,2 %. Esta ya es una prueba palpable de que para este gobierno las empresas y los empresarios son juguetes a su disposición.
En 2021 y 2022 es en las pocas ocasiones en que los ingresos por cotizaciones sociales van a la par que el crecimiento del PIB. Aunque la futura presidente del BEI informó de que la recuperación sería en V, realmente ha necesitado 2 años y medio para llegar, y por eso en el 2021 la recaudación de cotizaciones sociales creció un 6,3 % y el PIB un 6,4 %, y en el 2022 aumentaron un 5,3 % y un 5,6 %, respectivamente.
Para llegar al 2023, donde todo indica que alcanzaremos los 184.908 millones de euros de recaudación. Supondrá 15.127 millones más que en el 2022 y una subida del 8,9 %, mientras que, según Nadia «no acierto ni una por casualidad», creceremos un 2,4 %.
En definitiva, la recaudación de 2023 es un 40 % superior a la del 2017, pero el PIB solo ha crecido, creyéndonos el 2,4 % de este año, un total del 7,5 %.
Si alguien me explica por qué los empresarios tienen que pagar un 40 % más en cotizaciones sociales cuando el Gobierno hace crecer la economía un 7,5 %, estoy dispuesto a escuchar las razones, pero que sean económicas, no de discurso político.
En total, en estos casi 6 años de socialismo, los empresarios han tenido que aportar a las arcas del Estado 956.704 millones de euros, y a cambio han recibido ataques, insultos, maltratos, vejaciones y demás hostilidades de un gobierno de ultraizquierda que es incapaz de hacer crecer y transformar nuestra sociedad.
Comentarios
tracking