Fundado en 1910

17 de abril de 2024

El gas es una sangría.

Caldera de gasEuropa Press

DEL 10 AL 21 %

La luz y el gas estrenan tres subidas de impuestos a la vuelta de Semana Santa incluyendo otra alza del IVA

La caída del precio de las materias primas compensa la vuelta de los impuestos sobre la factura energética a la situación anterior a la invasión de Rusia a Ucrania

La vuelta de las vacaciones de Semana Santa trae nuevas subidas de impuestos. Tras volver a incrementarse el IVA de la luz del 10 al 21 % en marzo, toca ahora el turno para el gas. Una alza fijada para este lunes en el último decreto para paliar las consecuencias de la guerra en Ucrania, aprobado el pasado 27 de diciembre.
El alza es consecuencia de la normalización de la carga impositiva de la factura tras las medidas excepcionales tomadas ante la crisis energética. En este contexto se justifica también el final de la limitación del 15 % para el coste de la materia prima incluido en la TUR, vigente desde el 1 de enero de 2022.
Pese al incremento impositivo, los usuarios acogidos a la Tarifa de Último Recurso, la TUR, verán una reducción del precio medio, impuestos incluidos, del 3,05 %. El motivo es la rebaja del 15 % del término variable en la última actualización de las tarifas, publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por el menor coste de la materia prima, fruto de la reducción del precio de la electricidad en las últimas semanas.
De hecho, el precio en el mercado mayorista eléctrico alcanzará valores negativos este lunes por primera vez en la historia, situándose a -0,01 euros según el el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE) entre las 14 y las 17 horas. El resto de la jornada, hasta las 20 horas, se situará en los 0 euros.
De haberse mantenido los precios de marzo, un consumidor con una tarifa TUR 2 y un consumo de 7000 kWh/año habría pasado a apagar de 460,51 euros a 530,69 euros, según estimaciones del comparador Selectra, unos 70 euros más.

Factura eléctrica

A la subida impositiva del gas se suma las que ya registra, desde el mes pasado, la factura eléctrica, que encaja además el alza de otros dos impuestos desde este 1 de abril. Se trata del Impuesto Especial de la Electricidad (IEE), que pasa del 2,5 % al 3,8 %, y del Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica (IVPEE), que tendrá un tipo del 3,5 % hasta marzo, pasando a tener un 5,25 % hasta junio.
Si el alza del IVA el mes pasado del 10 al 21 % —que no afectará hasta 2025 a los hogares adscritos al bono social— encareció la factura en unos 7,5 euros de media, en esta ocasión el incremento será mucho menos perceptible. En una factura con 190 kWh consumidos al mes a 0,14 €/kWh pasará de costar 50.26€ —con IVA al 21 % e Impuesto eléctrico al 2,5 %— a 50,89 € (con IVA al 21 % e Impuesto eléctrico al 3,8 %), según Selectra. Ahora bien, todo suma: para un consumidor medio, la misma factura ha pasado de 42,78 euros en diciembre de 2023 a 50,89 en abril de 2024. Es decir, unos 97,32 euros al año.
La otra cara del incremento es que se produce, y se mantiene, por el descenso del precio en el mercado mayorista, que bajó el mes pasado de los 45 euros / MWh. La luz ha cerrado marzo en 20 euros / MWh, la mitad que el mes anterior y un 77 % menos que hace un año, según cálculos de Ep en base a los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).
Comentarios
tracking