Fundado en 1910

18 de julio de 2024

La gestión económica de Juan Manuel Serrano, presidente de Correos, levanta dudas.

La gestión económica de Juan Manuel Serrano, presidente de Correos, levanta dudas.Paula Andrade

Los sindicatos aseguran que Correos necesita 5.000 millones hasta 2028 tras el «agujero» financiero del amigo de Sánchez

CC. OO. y UGT culpan a la «desastrosa gestión» de Serrano y llaman a reconvertir al operador público ante el avance «exponencial» del mundo digital

Correos necesita una inyección de gran calado hasta 2028, según los sindicatos, que culpan, entre otros motivos, al «agujero financiero» causado por Juan Manuel Serrano, antiguo presidente del operador postal público y reconocido amigo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

CC.OO. ha propuesto al Gobierno la aprobación de un Pacto de Estado que transforme Correos a través de una inyección financiera de 4.850 millones de euros entre 2024 y 2028, con el objetivo de reforzar el servicio público postal, que considera que debe contribuir a la vertebración y cohesión social y económica de España. El sindicato ya ha enviado la propuesta al presidente de Correos, Pedro Saura, a la SEPI y al Gobierno, aludiendo al «agujero financiero» en el que cree que dejó la compañía Serrano.

Previamente UGT ya había cifrado en 1.350 millones de euros el déficit de explotación de Corres durante los últimos cinco años, culpando precisamente a la «desastrosa gestión» del anterior presidente de Correos. Según trasladó al nuevo presidente, Pedro Saura, Serrano «lejos de corregir las deficiencias estructurales» de la compañía «las ha agravado». Para UGT las estimaciones del agujero de Correos ascienden a 3.234 millones, según un documento elaborado a principios de junio.

«Crisis financiera»

CCOO, con una representación del 40 % en la plantilla de Correos, ha estimado que se necesitará una partida financiera de 4.850 millones, en el período 2024 y 2028, para revitalizar el correo público, rescatarlo «de su crisis financiera actual» y convertirlo en una herramienta estratégica de país que contribuya «a su cohesión social y territorial, a su seguridad y defensa nacionales y a su crecimiento económico y de empleo».

Una primera partida de 1.500 millones de euros (250 millones cada año) tendrá que destinarse a la financiación del SPU (el servicio público de cartas y paquetes).

CCOO pide que otra asignación de 1.850 millones de euros (370 millones anuales) se destine a revitalizar la actividad de la compañía pública, promoviendo la cohesión social y territorial, especialmente en la España vaciada, con la prestación de nuevos servicios de proximidad a la comunidad, a través de un contrato con el Estado, como ocurre, por ejemplo, en el Correos francés, el belga o el italiano.

La tercera partida, con unos 1.500 millones de euros, iría destinada a un nuevo marco laboral que incluya un plan de rejuvenecimiento de la plantilla, un plan de salidas incentivadas ligado a un plan de entradas que permita rebajar la media de edad de los actuales 52 años a los 46, mejorar los salarios y rebajar la eventualidad hasta el 8% del total de la plantilla.

Comentarios
tracking