06 de febrero de 2023

Ursula von der Leyen (l), President of the European Commission, at the International Expert Conference on the Reconstruction of Ukraine at a press conferenc on 25 October 2022, Berlin:

Este grupo propone establecer a partir del 1 de enero de 2023 un tope al gas de 160 euros MWh que afectaría a todos los tipos de contrato:GTRES

Tope al gas

Siete países de la UE se 'adelantan' a España y piden reducir el tope al precio del gas a 160 euros

La propuesta ha partido de Italia, Grecia, Bélgica y Polonia, y a ellos se han sumado Eslovenia, Malta y Lituania

Un grupo de siete países de la Unión Europea, entre los que no se encuentra España, han planteado establecer un límite al precio del gas de 160 euros por megavatio/hora (MWh), lejos del tope de 275 que puso sobre la mesa la Comisión Europea.
La propuesta ha partido de Italia, Grecia, Bélgica y Polonia, y a ellos se han sumado Eslovenia, Malta y Lituania, y nace del descontento que generó en casi todas las capitales europeas la propuesta inicial de la Comisión. Esta nueva iniciativa será discutida por primera vez este mismo viernes en una reunión de embajadores de los Veintisiete ante la UE.

Nueva alternativa

Aunque España fue quizás el país más crítico con la propuesta del equipo dirigido por Ursula von der Leyen, estos siete países se le han 'adelantado' al dar un primer paso al frente y presentar su propia estrategia.
Este grupo propone establecer a partir del 1 de enero de 2023 un tope al gas de 160 euros MWh que afectaría a todos los tipos de contrato (físicos y financieros) con cualquier plazo de entrega (no solo a las entregas a un mes, como planteaba Bruselas) y que cubra también los mercados extrabursátiles (OTC, por sus siglas en inglés).
El mecanismo se activaría por «decisión política» y contaría con unas «condiciones claras de suspensión»: funcionaría a modo de semáforo con colores verde, amarillo y rojo en función de los riesgos y se suspendería si «en el futuro el nivel no resulta adecuado».

España presentará su propia propuesta

España, que llegó a calificar de «tomadura de pelo» y «broma de mal gusto» la oferta de la Comisión, no cree, por su parte, que esa rebaja en el plazo para la activación sea sustancial.
Por eso no se ha sumado a esta nueva alternativa formulada por estos siete países, aunque todos están en el bloque mayoritario de Estados miembros que reclaman intervenir con algún tipo de techo en los mercados frente al grupo liderado por Alemania y Países Bajos que lo rechaza.
El motivo es que el Ejecutivo español cuenta con presentar a los socios comunitarios su propia iniciativa, que también se basa en un «corredor dinámico» de precios.
Comentarios
tracking