Fundado en 1910

23 de abril de 2024

El profesor uruguayo Leonardo Haberkorn

El profesor uruguayo Leonardo HaberkornTeledoce

El alegato viral de un profesor de periodismo que renuncia a dar clase: «Me cansé de pelear contra los móviles»

El docente lamenta que los estudiantes ya no atienden a sus explicaciones y que no están al día de la actualidad

Los teléfonos móviles han cambiado no solo la forma en la que nos comunicamos, sino también la manera en la que vivimos y llevamos a cabo otras muchas actividades. En las aulas ya se han comenzado a tomar medidas al respecto, y es que el Ministerio de Educación y las diferentes comunidades autónomas ya han comenzado a restringir su uso.
Sin embargo, esta obsesión con los dispositivos electrónicos no solo afecta a Primaria y Secundaria, sino que llega también al ámbito universitario. Allí, muchos jóvenes hacen caso omiso a las explicaciones de los profesores por estar atentos a su teléfono, algo que desespera a muchos docentes.
Es el caso del profesor de Comunicación Leonardo Haberkorn, de la universidad ORT de Montevideo, Uruguay. Este profesional de la enseñanza se ha convertido en viral en los últimos días por haber tomado la decisión de abandonar su labor como consecuencia del uso de móviles en las aulas.
A través de una carta, Haberkorn ha explicado los motivos de su dimisión: «Después de muchos, muchos años, hoy di clase en la universidad por última vez. Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla. Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies».
El docente destaca que hasta hace tres o cuatro años la exhortación a dejar el teléfono de lado durante 90 minutos todavía tenía algún efecto, pero ya no. «Puede ser que sea yo, que me haya desgastado demasiado en el combate. O que esté haciendo algo mal», se lamenta.
No obstante, Haberkorn subraya que muchos de estos chicos no tienen conciencia de lo ofensivo e hiriente que es lo que hacen. Además, comenta que cada vez es «más difícil explicar cómo funciona el periodismo ante gente que no lo consume ni le ve sentido a estar informado».
El docente destaca también en su carta lo desinformados que están los alumnos: «¿Qué es lo que pasa en Siria? Silencio. ¿Qué partido es más liberal, o está más a la «izquierda» en Estados Unidos, los demócratas o los republicanos? Silencio. ¿Saben quién es Vargas Llosa? '¡Sí!' ¿Alguno leyó alguno de sus libros? No, ninguno». Por ello, recuerda que conectar a gente tan desinformada con el periodismo es complicado, «es como enseñar botánica a alguien que viene de un planeta donde no existen los vegetales».
Comentarios
tracking