16 de agosto de 2022

El alcalde de Cádiz Jose Maria Gonzalez

El alcalde de Cádiz, Jose Maria Gonzalez 'Kichi', durante un acto electoral del partido Podemos, en Cádiz, en 2015GTRES

Andalucía

El declive de Adelante Andalucía en la Cádiz de Kichi

El PP ganó en la capital gaditana y Vox superó a la candidatura de Teresa Rodríguez en escaños por la circunscripción; pero la líder anticapitalista se atribuye el «pinchazo» de Macarena Olona

En las recientes elecciones andaluzas, el centro-derecha ha arrasado a la izquierda. El Partido Popular ha conseguido la mayoría absoluta, y Vox ha crecido respecto a los comicios que comportaron su entrada en las instituciones. La suma PP-Vox supera, pues, el 50 % de los votos, y si se añade el porcentaje de Ciudadanos –que no ha obtenido representación parlamentaria–, la cifra roza el 60 %.
Aun así, la izquierda ha celebrado los resultados electorales. ¿El motivo? Vox no va a entrar en el Gobierno de la Junta de Andalucía. Desde el PSOE andaluz, que ha rebajado por segunda vez consecutiva su suelo electoral y se ha quedado en 30 escaños, su secretario general, Juan Espadas, ha presumido de haberlo «conseguido»; «otra cosa es a quién haya beneficiado».
Pero la reacción que más ha podido sorprender la protagonizaba Teresa Rodríguez en la misma noche electoral. La líder de Adelante Andalucía se felicitaba por haber «pinchado el globo de la extrema derecha». «Vox ha pegado un macarenazo, pero en la frente», señalaba. Aprovechaba así el triunfalismo que exhibió el partido de Santiago Abascal durante la campaña para atribuirse el bluf que han supuesto los 14 escaños que éste obtenía a pesar de su crecimiento. Y para encubrir el batacazo que Adelante se ha pegado en las urnas.
Adelante Andalucía –coalición liderada por Teresa Rodríguez por la que concurrieron Podemos e Izquierda Unida– logró 17 escaños en los comicios de diciembre de 2018; 10 de ellos fueron ocupados por Rodríguez y afines, que acabaron la pasada legislatura como diputados no adscritos, 8 de los cuales al ser expulsados del grupo parlamentario acusados de transfuguismo. Así pues, en estas elecciones, el partido de Teresa Rodríguez partía de 10 sillones en el Parlamento andaluz. Y ha cosechado únicamente 2: el de la propia Rodríguez, por Cádiz, y el de Maribel Mora –que abandonó el grupo meses después de las expulsiones–, por Sevilla.

El PP gana también en Cádiz capital

El declive de Adelante Andalucía se evidencia en la Cádiz de José María González, alias Kichi, alcalde de la ciudad desde 2015 y pareja de Teresa Rodríguez. El Partido Popular ha ganado también en la capital gaditana –donde en diciembre de 2018 fue la cuarta fuerza–, y la candidatura encabezada por la dirigente anticapitalista, allí vencedora hace tres años y medio, ha sido tercera, con 9.512 votos (16,61 %), muy lejos de los 22.464 sufragios que ha reunido el PP (39,24 %) y de los 17.306 (30,27 %) que cosechó Adelante en 2018.
Además, para mayor inri de Teresa Rodríguez, Vox ha superado a Adelante Andalucía en escaños por la circunscripción de Cádiz: 2 a 1. Manuel Gavira, portavoz de la formación conservadora en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas en la pasada legislatura, y su compañera Blanca Armario, que se estrenará como parlamentaria, tomarán posesión, al igual que Rodríguez, de sus actas de diputado por Cádiz el próximo 14 de julio. Los anticapitalistas y diputados salientes por Cádiz José Ignacio García y Ángela Aguilera –que renunció a ir en las listas de Adelante para estas elecciones– no acompañarán a su jefa de filas durante la legislatura venidera.
Con todo, Teresa Rodríguez se ha atribuido el «pinchazo» de Macarena Olona. El que no se consuela es porque no quiere. Las municipales de 2023 pueden ser la prueba manifiesta del declive de Adelante Andalucía en Cádiz, donde el Kichi se la juega ante un Partido Popular que también lidera las encuestas locales. Ahí resultará complicado disimular una derrota.
Comentarios
tracking