24 de septiembre de 2022

Así se prepara la salida de etarras: «Itinerarios laborales personalizados»

Terrorismo

Así se prepara la salida de etarras: «Itinerarios laborales personalizados» a través de la nueva agencia Aukerak

El traspaso de las competencias penitenciarias al País Vasco el pasado 1 de octubre ha resultado fundamental para favorecer el acceso al tercer grado

«Si para que salgan los 200 presos de la cárcel tenemos que votar los presupuestos, los votaremos», anunciaba el líder de Bildu, Arnaldo Otegi, el pasado 19 de octubre. De inmediato, el Gobierno de Pedro Sánchez salió en tromba para asegurar que los presos no estaban sobre la mesa de la negociación de los presupuestos. Ningún Gobierno puede sacar a ningún preso de la cárcel, esa es una decisión judicial. Pero lo que no decían los ministros es que los gobiernos sí tienen herramientas para sacar a los presos de las cárceles.
La hoja de ruta es clara. Especialmente en el último año, el Gobierno de Pedro Sanchez se ha afanado por acercar a los presos de ETA al País Vasco. A muchos de ellos no solo los ha acercado, sino que los ha trasladado de cárceles próximas, como Logroño o El Dueso (Cantabria), a las propias del País Vasco.

Una agencia vasca de reinserción

El 10 de mayo, el entonces ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, firmaba el traspaso de las competencias de Prisiones al Gobierno vasco de Iñigo Urkullu que se hacía efectivo el pasado 1 de octubre.
Siguiendo la línea temporal, el próximo 1 de enero entrará en funcionamiento 'Aukerak',  la agencia vasca de reinserción social de los presos. Esta agencia se encargará de elaborar «itinerarios laborales personalizados» para que los presos encuentren un trabajo, factor fundamental para acceder al tercer grado y, por lo tanto, para la puesta en libertad de los reos, también de los etarras, que solo tendrían que acudir a la cárcel para dormir. 
Es cierto que esta agencia trabajará para todos los presos de las cárceles vascas, independientemente del motivo por el que se encuentran en prisión, pero, dadas las condiciones en la que se encuentran en cuanto al cumplimiento de la pena, los presos de la organización terrorista ETA serán unos de los más beneficiados. 
Hasta el momento, en las prisiones de Euskadi hay un total de 73 presos etarras, según datos del Observatorio de Política Penitenciaria de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). De ellos, hasta 49 pueden verse beneficiados por este «itinerario laboral personalizado», puesto que han cumplido más de la mitad de la condena. Otros ocho presos ya disfrutan del tercer grado. Y de ellos, la mitad, cuatro, se encuentran en libertad condicional.
Mientras tanto, tal y como adelantó El Debate el pasado 26 de noviembre, Bildu trata de reformar los artículos 36 y 76 del Código Penal, de manera que los presos condenados por delitos de terrorismo cumplan menos años de prisión y tengan más facilidades para acceder al tercer grado.
Por lo tanto, si se reducen las condiciones para acceder a la semilibertad penitenciaria y se facilita una lanzadera para acceder a ella, el resultado puede ser una puesta en libertad de decenas de presos etarras que solo tendrían que acudir a la celda para dormir. 
Comentarios
tracking