23 de mayo de 2022

Yolanda Díaz en El Vaticano

Yolanda Díaz en El VaticanoBlanca García Álvarez

Visita al Vaticano

Yolanda Díaz regala al Papa una estola de plástico reciclado bordada por carmelitas descalzas

Según fuentes cercanas a la ministra, compartieron su visión del trabajo como una herramienta de igualación social y transformación de las sociedades

Este sábado, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se reunió con el Papa Francisco. Fue un encuentro oficial en el que habló en nombre del Gobierno de España y que, según su entorno, vivió con máximo interés en términos intelectuales y de visión del mundo. Hablaron sobre «trabajo decente», «precariedad y desigualdad social» y ecologismo.
La reunión con Díaz duró 50 minutos y fue una más de las que el Papa Francisco mantiene frecuentemente con personalidades políticas. No todas están en absoluta sintonía con la Iglesia pero busca con ellas puntos de encuentro. Según fuentes cercanas a la ministra, ella y el Papa compartieron su visión del trabajo como una herramienta de igualación social y transformación de las sociedades. «Este sistema, con su lógica implacable de la ganancia, está escapando a todo dominio humano. Es hora de frenar la locomotora, una locomotora descontrolada que nos está llevando al abismo», decía el Papa en su mensaje para el IV Encuentro Mundial de Movimientos Populares.
La vicepresidenta regaló al Papa una estola elaborada a partir de plástico reciclado y bordada por las carmelitas descalzas de un convento de Alcalá de Henares. Con ella pretendía sumarse a la preocupación del Papa por el medio ambiente. La gallega también tuvo un gesto con su tierra regalándole a Francisco un ejemplar de Follas Novas de Rosalía de Castro. Según el entorno de la ministra, una autora fundamental para ella por cómo defendió el papel de las mujeres en el mundo y con un significado muy fuerte en Argentina porque era el único libro que muchos emigrantes llevaban en su maleta.
Aunque Díaz se define como no creyente, durante su trayectoria como sindicalista ha tenido contacto con los conocidos como movimientos cristianos de base y ha comentado con su círculo el encuentro que el Papa tuvo ayer con juristas católicos. Allí Francisco denunció como «los derechos de los trabajadores, de los inmigrantes, de los enfermos, de los niños no nacidos, de los moribundos y de los más pobres son cada vez más ignorados en esta cultura del descarte». También criticó como los jornaleros de origen migrante son «utilizados para recoger fruta y verdura y luego se les paga miserablemente y se les echa sin ninguna protección social».
Yolanda Díaz en el Vaticano

Yolanda Díaz en el VaticanoBlanca García Álvarez

De vuelta a Roma 

No es la primera vez de Díaz en Roma. Hace apenas dos meses se reunió con el ministro italiano de Trabajo, Andrea Orlando (quien ya se ha convertido en un amigo según su entorno), y con Maurizio Landini, secretario general de CGIL, un sindicato mayoritario que algunos recordarán tras el ataque que sufrió en su sede por parte de manifestantes anti Green-Pass. En su visita, Díaz buscaba tejer relaciones con su homólogo, buscar apoyos internacionales para derogar la reforma laboral del PP y reforzar su perfil como candidata ante unas posibles excepciones en 2023.
Aunque el encuentro de la ministra con el Papa Francisco tiene carácter oficial, fuentes diplomáticas ya confirmaron a El Debate que no fue organizado a través de la Embajada Española, por lo que es muy posible que el equipo de Díaz se sirviera de sus contactos italianos para ver a Francisco. Aun así, se ha reunido con la embajadora española antes y después de su visita al Papa y ella le ha acompañado mientras caminaba por El Vaticano.

Cambio de imagen

La visita de Díaz al Papa ahonda en su estrategia de construir «un frente amplio» que aglutine a diferentes partidos para presentarse a las elecciones previstas en 2023. La ministra comunista no quiere parecerlo demasiado y busca expandir sus horizontes electorales más allá de «la esquinita a la izquierda del PSOE». No le va mal, es ahora mismo la política mejor valorada por el CIS.
La vicepresidenta ya reivindicó a Francisco el 12 de octubre con un tuit en el que se hacía eco de la carta del Papa a la Conferencia Episcopal Mexicana pidiendo perdón por los pecados de la Iglesia. «Es un día para reflexionar sobre nuestro pasado compartido y trabajar por reconciliarnos como decía el Pontífice», decía entonces.
Con su reunión con el Papa, la lideresa de Podemos ha conseguido lo que su predecesor, Pablo Iglesias, nunca pudo a pesar de sus múltiples elogios a Francisco. Quizá por ser un elemento demasiado polarizante como él mismo reconocía en su dimisión tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del mayo pasado. «Me han convertido en un chivo expiatorio», protestaba entonces.
Yolanda Díaz no es la primera persona del Gobierno que se reúne con el Papa. En octubre de 2020, Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez se reunieron con Francisco durante 35 minutos. También Carmen Calvo, vicepresidenta del Ejecutivo anterior, se reunió en 2019 con Pietro Parolin para concretar los detalles de la exhumación de Franco y hablar sobre el IBI y las inmatriculaciones de bienes de la Iglesia.
Comentarios
tracking