02 de julio de 2022

Aplauso del Congreso de los Diputados a María jesús Montero tras la aprobación de los Presupuestos generales del Estado

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez recibe una ovación en el Congreso de los DiputadosEFE

Congreso de los Diputados

Los diputados seguirán cobrando dietas a pesar de que enero es inhábil en el Congreso

Los parlamentarios también disponen de una tarjeta de taxi que tiene un límite anual de 3.000 euros 

El Congreso de los Diputados apenas tiene actividad durante el mes de enero. Tanto es así que es considerado, al igual que agosto, un periodo inhábil. A pesar de ello, los diputados continuarán cobrando las dietas como si se tratase un mes corriente. 
La asignación de salario recogida en el reglamento de la cámara asciende a 3.050 euros mensuales. A esto hay que añadirle el extra que supone ser miembro de la Mesa, o de la Junta de Portavoces, bien del Congreso o bien de alguna comisión. 
Pero esto no es todo. Además de lo anteriormente nombrado, los diputados tienen derecho a una indemnización dependiendo de la circunscripción por la que hayan sido elegidos. Las dietas ascienden a 935 euros si lo hacen por Madrid y 1.959 euros si es otra diferente. Esta cuantía está, además, exenta de pagar impuestos.
Este extra en las nóminas deriva del dinero que los diputados tienen que gastar a raíz del desempeño de su función. Aunque hay ciertos parlamentarios que sí acuden a la Cámara Baja durante los periodos inhábiles, ni es obligatorio ni lo hacen la gran mayoría de ellos.

Dos millones en pandemia

No es la primera vez que el cobro de dietas es cuestionado. A finales del mes de marzo del año 2020, cuando el coronavirus empezó a desestabilizar la presencialidad en los puestos de trabajo, la actividad parlamentaria comenzó a descender. 
Durante el primer estado de alarma únicamente el 10 % de los diputados continuaron desplazándose al Congreso. Miembros de distintas formaciones aseguraron que invertirían las dietas en donaciones. Sin embargo, únicamente el diputado socialista Odón Elorza renunció a sus dietas de desplazamiento durante estas fechas. 

Gastos de transporte

Otra de las indemnizaciones que los diputados cobran por su labor está relacionada con el transporte. 
El Congreso de los Diputados cubre los gastos de transporte en medio público (avión, tren, automóvil o barco) de los parlamentarios, así como los gastos derivados del aparcamiento en las estaciones de tren y aeropuertos. Se trata de un reembolso de gasto, es decir, no se facilita una cantidad al diputado, sino que se le abona directamente el billete a la empresa transportista. Si el beneficiado decide hacer uso de su vehículo propio para sus desplazamientos a la Cámara, se abona 0,25 euros por kilómetro, así como, en su caso, los importes de los peajes de autopistas.
Desde 2016, el Congreso facilita a cada diputado que no dispone de vehículo oficial una tarjeta personalizada que permite abonar el servicio de taxi en la ciudad de Madrid. La disponibilidad de dicha tarjeta tiene un límite anual de 3.000 euros.

Abrir en enero

La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha exigido que el parlamento permanezca abierto en enero para que la Cámara pueda hacer el correspondiente seguimiento de la crisis sanitaria y controlar la gestión de los fondos que nuestro país ha recibido de la Unión Europea para afrontar la recuperación garantizando que «generan el crecimiento que tienen que generar».
Para controlar exactamente qué se hace con ese dinero que está desembolsando la Unión Europea el PP reclama que durante el mes de enero se reúnan las comisiones de Economía y Hacienda y que también haga lo propio la de Sanidad, para analizar la evolución de la sexta ola de la pandemia.
Comentarios
tracking