03 de octubre de 2022

Fachada principal del Tribunal Supremo

Fachada principal del Tribunal Supremo

Tribunales 

El Supremo rechaza todos los recursos contra los indultos del Gobierno a los líderes del «procés»

El Alto Tribunal ha evitado entrar en el fondo del asunto, como ya sucedió en el caso de la fiscal general Dolores Delgado, al admitir la posición de la Abogacía del Estado que alegó la falta de legitimación de los recurrentes

La Sala Tercera del Supremo ha resuelto de un plumazo el encendido debate político de los últimos meses sobre los indultos concedidos por el Gobierno de Pedro Sánchez a los líderes del «procés» de Cataluña, condenados por los delitos de sedición y malversación. El último de los escritos presentados contra la medida de gracia aprobada por el Ejecutivo entró «sobre la campana», el pasado mes de septiembre, pero como avanzó El Debate en primicia, el Alto Tribunal estaba listo para pronunciarse sobre la legitimación del Partido Popular, VoxCiudadanos y el resto de entidades en esta causa. La respuesta de la Sección Quinta ha resultado, finalmente, favorable a la posición de la Abogacía del Estado, que alegó la falta de legitimación activa de los recurrentes para iniciar esta acción, y contraria a quienes pleiteaban por anular los Reales Decretos del Consejo de Ministros que pusieron en libertad a los cabecillas del referéndum inconstitucional del 1-O. 
De este modo los magistrados de lo Contencioso-Administrativo, presididos por el juez Segundo Menéndez, han evitado entrar en el fondo del asunto y no analizarán ninguno de los argumentos presentados contra el indulto por el Partido Popular, como formación; los diputados del PP Alejandro Fernández, Santiago Rodríguez, Andrea Levy, Juan Bautista Milian y Lorena Roldán; Ciudadanos, como partido político; los diputados de Ciudadanos, Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa y José María Espejo-Saavedra; Vox, como formaciónel exdelegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; y, las asociaciones Convivencia Cívica Catalana y Pro Patrimonium Sijena y Jerusalén.
El Tribunal disponía de dos fórmulas diferentes para dar respuesta a las pretensiones de los recurrentes: admitir o rechazar los argumentos de la Abogacía del Estado, antes de entrar en el fondo del asunto, y, con ello, zanjar el debate sobre esta cuestión, en el transcurso de las actuales deliberaciones, tal y como ha sucedido; o bien, reservar el pronunciamiento sobre la legitimidad que los letrados públicos niegan a partidos políticos y asociaciones civiles al momento de dictar sentencia, como ya sucedió en el caso de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.
Una fórmula que, en cualquier caso, ha permitido a los magistrados eludir el análisis jurídico de profundidad al no darse, a su juicio, los presupuestos formales necesarios para hacerlo. 

Sin unanimidad

Pese a que la mayoría de los magistrados que conforman la Sección Quinta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo -la competente para conocer y resolver los recursos que se interponen contra los actos administrativos del Gobierno y las distintas entidades territoriales- han acordado rechazar las reclamaciones contra los indultos concedidos a los sediciosos catalanes, el resultado final de la deliberación no ha sido unánime. 
Comentarios
tracking