10 de diciembre de 2022

El rey de Marruecos, Mohamed VI

El Rey de Marruecos, Mohamed VIUNclimatechange

Nueve mensajes clave

Análisis de la carta al Rey de Marruecos: Sánchez implora que lo reciba sin exigir nada a cambio

El tono protocolario de la misiva esconde un contenido que resulta decisivo para el futuro de Sáhara Occidental y las relaciones de España con Marruecos

Analizamos los nueve puntos clave con los mensajes decisivos que Pedro Sánchez dirige al monarca alauita en este giro histórico.
1.- «Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Majestad…». El tono de la misiva de Sánchez al Rey marroquí destaca por su deferencia extrema. El estilo sería más apropiado si estuviera dirigiéndose al monarca español, pero lo realiza hacia un Jefe de Estado extranjero.
2.- En ningún momento menciona a Ceuta y Melilla, dos ciudades españolas sobre las que Marruecos aspira a ejercer su soberanía y que siempre han sido un elemento clave a la hora de garantizar los intereses españoles con el reino alauita. La máxima referencia a este asunto aparece cuando Sánchez señala, sin mencionar nunca explícitamente a las dos ciudades autónomas, que «todas estas acciones se llevarán a cabo con el fin de garantizar la estabilidad e integridad territorial de nuestros dos países».
3.- La carta aparece publicada por primera vez de forma completa en un medio afín al PSOE cuatro días después de que estallase la polémica. Cuando por primera vez se hizo pública, si bien parcialmente, fue en un medio marroquí.
4.- «Nuestro objetivo debe ser construir una nueva relación, basada en la transparencia y la comunicación permanente…» El Gobierno ocultó y negó su cambio de postura respecto al Sáhara Occidental hasta el último momento. Y lo hizo, incluso, desmintiendo su acuerdo con Marruecos en un documento oficial al que ha tenido acceso El Debate. El martes 1 de marzo, exactamente 17 días antes de que Marruecos hiciera pública parcialmente la carta enviada por Pedro Sánchez a Mohamed VI, el Ministerio de la Presidencia envió una respuesta por escrito a una pregunta parlamentaria en la que aseguraba: «La posición de España es constante». Y remitía a la vía de la ONU, la que hasta ahora habían apoyado los sucesivos gobiernos de España sin excepción.
5.- «El respeto a los acuerdos firmados por ambas partes y la abstención de toda acción unilateral». Los servicios de inteligencia, tal y como ha desvelado en exclusiva El Debate, habían alertado al Gobierno de que Marruecos podría estar tramando otra nueva avalancha migratoria como la del pasado mayo para presionarle más. La carta parece hacer velada referencia a estos hechos.
6.- «España considera que la propuesta marroquí de autonomía presentada en 2007 como la base más seria, creíble y realista para la resolución de este diferendo». La clave en esta frase, la más importante de toda la carta, es la palabra «más». La opción autonómica aparece en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. La novedad es que, en este caso, y frente a la opción del referéndum, el Gobierno de España considera que la opción autonómica, que de facto significa reconocer la soberanía del Sáhara, es «más aceptable».
7.- Sánchez repite en tres ocasiones las palabras «nueva relación», hecho indicativo del giro histórico que la carta anuncia.
8.- «En este nuevo contexto, tiene mi garantía de que España actuará con la absoluta transparencia que corresponde a un gran amigo y aliado». «España siempre cumplirá sus compromisos y su palabra». Aquí parece hacer referencia Sánchez, sin mencionarlo, a Brahim Gali, el líder del Frente Polisario acogido el pasado año en un hospital de Logroño; una acción que causó hondo malestar en Marruecos y desencadenó una serie de represalias.
9.- «Espero con impaciencia la ocasión de mantener un encuentro con Vuestra Majestad lo antes posible». Sin materializar ninguna exigencia, solo expresando deseos genéricos, Sánchez implora una próxima reunión con el Rey de Marruecos.
Comentarios
tracking