04 de julio de 2022

Amigos y familiares de Esther López centrados a las puertas del Juzgado de Instrucción Número 5 de Valladolid pidiendo justicia para la joven.

Amigos y familiares de Esther López centrados a las puertas del Juzgado de Instrucción Número 5 de Valladolid pidiendo justicia para la jovenEFE

Traspinedo

La muerte de Esther López: tres meses de interrogantes que siguen sin resolverse

El próximo jueves se cumplirán tres meses desde que un vecino de Traspinedo encontró el cuerpo de Esther López, de 35 años, en la cuneta de una carretera. Culminaba así la búsqueda incesante que mantuvo en vilo a la familia de la joven y también a la pequeña localidad vallisoletana, de apenas 1.100 habitantes, en las tres semanas que estuvo desaparecida Esther desde que se despidiera de unos amigos con los que había visto un partido de fútbol y estuviera tomando unas copas. Después, presuntamente, discutió al menos con uno de ellos y se bajó del coche muy cerca del restaurante La Maña, a unos cientos de metros de la localidad. Sin embargo, en este caso parece que el cierre de un interrogante no hace más que abrir nuevas incógnitas.
¿Cómo murió? La autopsia practicada al cadáver revela que recibió un golpe en la cadera, probablemente causado por un coche y como consecuencia del cual sufrió una hemorragia, que la fue debilitando junto a los cinco grados bajo cero que hacía la noche que desapareció –que le provocaron hipotermia– tras haber consumido altas dosis de alcohol y cocaína, hasta desembocar en un shock hipovolémico que le causó la muerte.
De las respuestas que aportó la autopsia salieron nuevas dudas. ¿Quién provocó ese golpe en la cadera a Esther? ¿Falleció en el lugar en que fue localizado su cuerpo o fue arrastrado desde otro lugar? ¿Se pudo haber evitado su muerte? La familia de la joven parece tenerlo claro. «Queremos que quien te quitó la vida y te colocó en esa dichosa cuneta, de forma vil y meditada, pague por ello», reclamó hace quince días en un comunicado.
Desde el momento de la desaparición y tras localizar el cuerpo de Esther, casi todos los vecinos de la localidad fueron interrogados con la finalidad de resolver el mayor número de preguntas que cerraran el círculo. Se descartaron casi todos los interrogados, aunque por los juzgados de Valladolid pasaron, al menos dos personas, Ramón 'El Manitas' y Óscar, el último amigo que, al parecer, la vio con vida. Los dos salieron en libertad, aunque las sospechas se ciernen sobre el último.
De las declaraciones que se conocen del amigo de Esther, se desprenden numerosas contradicciones. Así, aseguró ante la juez no saber cómo su teléfono había realizado llamadas la noche en que desapareció la joven ni cómo era posible que su móvil y el de la vallisoletana estuvieran juntos durante horas. Tampoco supo explicar cómo su coche fue lavado a conciencia al día siguiente, a pesar de que grabaciones del lugar donde se limpió el vehículo revelan la presencia de Óscar. Tampoco dijo tener constancia de que el vehículo fuera reparado de un golpe en el frontal, a pesar de que se reparó. Y, sin embargo, a pesar de todas las sospechas, Óscar salió del juzgado en libertad y sin cargos, por lo que, a día de hoy, esta persona es inocente.
Los investigadores no desvelan nada. Solo esperan continuar con su trabajo con la mayor tranquilidad posible. Aunque todo apunta a que en los próximos días se podrían conocer nuevas revelaciones, las que se desprendan del análisis de los restos recogidos tanto en la casa de Óscar como de su coche y que, esperan los vecinos de Traspinedo, respondan a los numerosos interrogantes que todavía perduran.
Claro que, como expresó la familia de Esther, ayudaría más que la persona o personas implicadas en el caso reconocieran y explicaran lo sucedido. «Solo le queda la opción de esperar y alargar nuestro dolor o la de entregarse y confesar», concluyeron los familiares en un comunicado.
Comentarios
tracking