01 de julio de 2022

La directora del CNI, Paz Esteban, a su llegada a la comisión de secretos oficiales

La directora del CNI, Paz Esteban, a su llegada a la comisión de secretos oficialesEduardo Parra / Europa Press

Independentistas y Podemos usan la Comisión de Secretos para aumentar la presión al Gobierno

PP, Vox, Ciudadanos y PSOE muestran su respaldo a las explicaciones de la directora del CNI, Paz Esteban

Casi 4 horas ha durado la Comisión de Secretos Oficiales. Cuatro horas con la única comparecencia de la directora del CNI, Paz Esteban y que han servido para que los independentistas hicieran acopio de dardos con los que continuar apuntando al Gobierno.
A pesar que se supone que los participantes en la Comisión de Secretos Oficiales no pueden decir nada de lo que se cuenta en la reunión, al portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, le ha faltado tiempo para publicitarlo por doquier. «No hay secretos. Ni oficiales ni extraoficiales. No se ha dicho nada que el CNI no haya filtrado ya. Solo hay 2 vías, o ha sido otro país o ha sido otro organismo estatal», se ha apresurado a decir en redes sociales.
Así, se ha sabido que la directora del CNI, Paz Esteban, habría presentado autorizaciones judiciales para controlar a 18 personas relacionadas con el independentismo, pero la información destapada por la revista norteamericana New Yorker, que se basa en averiguaciones del laboratorio de la Universidad de Toronto, Citizen Lab, apuntaba hasta 65 personas.
De ahí que el resto de formaciones independentistas han mantenido esta misma línea. «Hay cosas por aclarar, pero nada nos ha sorprendido», ha afirmado la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua. «Solo diré que queda tela por cortar», ha asegurado el representante del PNV, Aitor Esteban. El miembro de la CUP, Albert Botrán, y uno de los presuntamente espiados, ha apuntado a que la intervención de la directora del CNI, Paz Esteban, «no ha hecho más que reforzar la necesidad de abrir una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados», al tiempo que ha pedido que se desclasifiquen los documentos presentados por la directora del CNI.

Los socios piden dimisiones

Las mismas peticiones ha realizado el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, a pesar de que su partido forma parte del Gobierno de Pedro Sánchez y que, como recordó este miércoles la ministra de Defensa, Margarita Robles, «tienen acceso exactamente a la misma información que el resto del Gobierno». Sin embargo, Echenique, a la salida de la Comisión de Secretos Oficiales, ha pedido también que se desclasifique la documentación, que se constituya una comisión de investigación y, lo más sorprendente, ha reiterado su petición de dimisiones en el mismo Gobierno que comparten con los socialistas.

Respaldo a la directora del CNI

PP, Vox, Ciudadanos y PSOE se han mostrado más discretos con lo sucedido en la Comisión de Secretos Oficiales. Incluso el portavoz de la formación naranja, Edmundo Bal, ha acusado a Gabriel Rufián y a representantes de Podemos de «revelar secretos de Estado» con las declaraciones posteriores y tanto Ciudadanos como Vox han asegurado que sopesan interponer una denuncia. El catalán ha reaccionado de inmediato diciendo que todas sus palabras se trataban de interpretaciones.
Aún con todo, Bal ha reiterado su respaldo a la directora del CNI y ha considerado que «su exposición ha sido transparente». Lo mismo que han valorado los representantes del PP, Cuca Gamarra, y de Vox, Ivan Espinosa de los Monteros, que se han mostrado «satisfechos» con lo aportado por Paz Esteban.
El representante del Partido Socialista, Héctor Gómez, como era de esperar, ha realizado la defensa más férrea de los narrado en la Comisión de Secretos Oficiales. «La comisión ha superado las expectativas por la claridad y contundencia de la compareciente», y ha insistido en que «Hacemos una valoración extremadamente positiva, ha quedado algo muy claro: el Gobierno se ha movido en el ámbito estricto de la legalidad».
Comentarios
tracking