08 de agosto de 2022

Rius

Josep Rius, portavoz de JuntsEl Debate

Alega falta de «consenso»

Junts rechaza definitivamente la reforma de la Ley de Política Lingüística

Alega falta de «consenso» y cree que no servirá para «proteger la inmersión»

Junts per Catalunya se descuelga definitivamente del pacto para reformar la Ley de Política Lingüística. Así lo ha anunciado su portavoz, Josep Rius, quien considera que, por un lado, no hay «consenso» político, ni con el sector educativo ni con las entidades del sector que defienden la lengua. Pero tampoco servirá, añade, «para proteger la inmersión» porque el TSJC «la puede impugnar» y además ha dictado la interlocutoria conociendo el contenido de la reforma. Recordemos que esta iniciativa, consensuada en un primer momento por Junts, ERC, PSC y Comunes pretendía dar respuesta a la sentencia del 25% de castellano.
Rius ha explicado que su formación ponía, además del necesario consenso, tres condiciones para apoyar la reforma: mantener el catalán como lengua vehicular; proteger a las direcciones de los centros educativos y a los docentes y proteger la inmersión lingüística. Pero según el portavoz de Junts «no han sido aceptadas por el resto de partidos». Y además ha declaro claro que «no es cierto que la reforma sirva para proteger la inmersión».
Rius ha recordado que la formación «ha mantenido silencio desde el 24 de marzo», cuando se presentó el acuerdo con el resto de partidos «para preservar el consenso, por responsabilidad política». Y es en este punto que no ha dudado en lanzar un dardo especialmente a los socialistas, pero también a sus socios de ERC: «esta responsabilidad no ha sido respetada porque nos han acusado de obstruccionismo, actuando con deslealtad».

«No aceptaremos lecciones»

Y ha dejado claro que «no aceptaremos lecciones» en la defensa del catalán, y menos del PSC, que ha recordado, «recortó el Estatuto; aplaudió la sentencia del TC que abría la puerta a acabar con la inmersión y evitó blindarla con la ley Celaá hecha por el PSOE y con el apoyo de ERC». En este punto ha insistido en que el objetivo de Junts es proteger la inmersión porque «el catalán es una línea roja», y por lo tanto, «no avalaremos ninguna medida que suponga un retroceso».
El portavoz de Junts ha explicado que se ha trasladado hoy mismo esta decisión a ERC y también al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y ha avanzado que «en los próximos días» llevará al Govern una «propuesta concreta» para blindar el catalán en las escuelas. Propuesta de la que no ha querido dar más detalles por «lealtad» con el ejecutivo. Posteriormente esa propuesta se trasladará al resto de formaciones, PSC incluido, y también al sector educativo y a las entidades «que defienden el catalán».
A todo esto hay que añadir que el consejero de Educación, Josep González Cambray, decía que el Govern tenía intención de enviar a los centros instrucciones sobre la sentencia del 25%, especialmente después de la interlocutoria del TSJC que le obliga a hacerlo en un plazo de 15 días. Cambray lo defiende porque es la forma de que el tribunal «no se dirija a los centros» y para «proteger» a los directores.
Comentarios
tracking