04 de diciembre de 2022

El comisario jubilado José Manuel Villarejo sale de declarar en la Audiencia Nacional, el pasado 14 de junio

El comisario jubilado, José Manuel VillarejoEuropa Press

Conversaciones informales grabadas ilegalmente

Villarejo ofreció a Cospedal información sobre la conexión de Podemos con ETA, Cuba y Venezuela

La Audiencia Nacional ha archivado hace diez días la última investigación abierta por la supuesta financiación irregular del partido entonces liderado por Pablo Iglesias Turrión

En mayo de 2017 el comisario, José Manuel Villarejo, mantuvo una conversación con la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la que aseguraba tener «un tema de la hostia contra Podemos» y en la que la ministra de Defensa en ese momento le respondía: «Eso es una bomba. Yo lo quiero».
En esa conversación Villarejo hablaba con Cospedal del denominado informe PISA (Pablo Iglesias S.A.), un documento fabricado en 2016 por la llamada «policía patriótica» y filtrado a la prensa para divulgar la idea de que el dirigente de Podemos había recibido dinero ilegal de la dictadura iraní y que reconoció que era falso.
«Hicieron la mierda esa del informe PISA, que eso es basura, y con eso lo vacunaron”, le dijo Villarejo a Cospedal, según los audios publicados por el diario, en los que el comisario habla de Iglesias en estos términos: »El Coletas es un hijo de puta…«, a lo que ella responde: »Un hijo de puta en toda regla".

ETA, Cuba, Venezuela, Podemos

Villarejo le cuenta que en 2014 «tenía un segundo tema de la hostia, es que tenía un coronel del servicio secreto venezolano donde me iba a dar unas actas donde había reuniones de ETA con el servicio secreto cubano y con los de Podemos. ¡En Venezuela!». «Joder, eso es una bomba», le dice Cospedal.
El comisario se refiere a una información sobre un supuesto pago del Gobierno venezolano de Nicolás Maduro a Pablo Iglesias a través de la cuenta de un banco situado en un paraíso fiscal.
Villarejo le explica que «esa bomba, cuando yo se lo dije a esta gente, Paco [Martínez, ex 'número dos' del Ministerio del Interior] se cagó. Paco, pobrecico, buena gente y tal…», a lo que Cospedal responde: «Pero yo eso sí lo quiero».
Comentarios
tracking