05 de diciembre de 2022

Vista general del Peñón de Gibraltar

Vista general del Peñón de GibraltarEuropa Press

Británicos contemplan abandonar el Peñón por los efectos del Brexit

El Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes se reunió con un grupo de titulares de tarjetas de identificación azules en su visita a Gibraltar

El Brexit ha supuesto un antes y un después para Gibraltar y en la vida de sus ciudadanos, que, sin comerlo ni beberlo, están inmersos en una situación de incertidumbre extraordinaria. Todas las medidas excepcionales que había concedido España al Peñón han decaído, y los efectos de la salida británica de la Unión Europea (UE) condicionan sobremanera el día a día de miles de personas. Así pues, ya hay quien se plantea dejar Gibraltar.
Una representación del Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes (House of Commons European Scrutiny Committee, en inglés) visitaba el Peñón entre el 5 y el 7 julio pasados para conocer de primera mano la situación que se vive en la Roca. La expedición estuvo formada por 7 (de los 16) miembros del Comité y encabezada por su presidente, el veterano diputado conservador Bill Cash. Todos mantuvieron un almuerzo de trabajo con el ministro principal, Fabian Picardo; el segundo de éste, Joseph García, y el gobernador de Gibraltar, David Steel.

La tarjeta azul

Los siete parlamentarios británicos también se reunieron con un grupo de titulares de tarjetas de identificación azules. Estos permisos son emitidos por el Gobierno de Gibraltar a los ciudadanos del Reino Unido (RU) residentes en el Peñón que aún no cumplen los requisitos para obtener la residencia completa.
Pues bien: el Comité de Escrutinio Europeo de la Cámara de los Comunes ha publicado las conclusiones de dicha reunión, y éstas recogen «la angustia y el malestar significativos» que los manifestantes sienten a causa de los controles que se aplican en la Verja por el Brexit.
Las autoridades españolas intensificaron los controles sobre los titulares de la tarjeta de identificación azul cuando, en octubre de 2021, el Reino Unido dejó de reconocer los carnés de identidad de la Unión Europea como documentos de viaje válidos. No obstante, a diferencia del RU, Gibraltar continúa reconociendo la documentación comunitaria.
De acuerdo con las normas de la Unión Europea, los nacionales de países no pertenecientes a la UE deben proporcionar justificantes del motivo de su viaje, dónde se alojan y cuándo regresan, así como pruebas de los fondos de subsistencia. Sin embargo, algunos residentes en el Peñón describían cómo los habían rechazado aun disponiendo de una reserva de hotel o cuando se dirigían a su casa en España.
Los manifestantes denunciaron el impacto que tienen las restricciones en sus negocios. «Explicaron que los materiales son más baratos en España que en Gibraltar y que, al no poder cruzar la frontera, han tenido que buscar materiales en Gibraltar a precios más altos», afirma el Comité mediante comunicado. «Describieron esta situación como injusta y como una ventaja competitiva para las empresas españolas que venden en Gibraltar frente a las que tienen su sede en Gibraltar», añade en la nota.
Por consiguiente, «una abrumadora mayoría de los residentes presentes en la reunión dijeron que considerarían abandonar Gibraltar si los problemas que describieron en la frontera no se resuelven pronto», apunta el Comité. La desesperación que deriva de la demora del tratado sobre la relación del Peñón con la Unión Europea hace cuestionar ya la residencia de muchos británicos.
Comentarios
tracking