08 de diciembre de 2022

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

Andalucía

Juanma Moreno busca en Sevilla la «unidad» que tiene en Málaga

Ricardo Sánchez, candidato único, será nombrado presidente del PP de Sevilla para dejar atrás cinco años de disputas en la dirección provincial

Hace apenas año y medio, en marzo de 2021, Virginia Pérez fue reelegida presidenta del PP de Sevilla. Era la candidata de la dirección nacional del Partido Popular, entonces comandada por Pablo Casado y Teodoro García Egea. Su candidatura, sin embargo, no era la única que concurría al congreso provincial. Juan Ávila, alcalde de Carmona, se presentó también a presidir el PP hispalense. Ávila era el candidato del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.
Casado y García Egea habían trazado un plan para controlar las ejecutivas regionales del Partido Popular a través de presidentes provinciales afines. El congreso fue, en este sentido, un éxito para la cúpula nacional del PP: Virginia Pérez salió ganadora con un 93 % de los votos emitidos por los compromisarios. No obstante, Juan Ávila denunció un «fraude histórico» por la «avalancha de denuncias» de afiliados que no habrían podido participar en las votaciones.
Ávila acabó por integrarse en la dirección del PP de Sevilla. Finalmente, se acordó, dos meses después, ampliar la ejecutiva provincial para «recoger todas las sensibilidades», según comunicó el PP andaluz, y el alcalde de Carmona se convirtió en vicepresidente de los populares sevillanos. Pero el cónclave, al que Moreno no acudió, tampoco Ávila, había resultado un fracaso: había quedado patente que a Génova y San Fernando (sede del PP-A) les separaban más que los 500 kilómetros entre Madrid y Sevilla.

Cambio de rumbo

La caída de Pablo Casado cambió el rumbo del Partido Popular. Al contrario que su predecesor en la presidencia nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo da la libertad a sus barones para que hagan y deshagan lo que consideren oportuno en sus respectivos territorios. Sin ir más lejos, el gallego convocó el congreso regional del PP de Madrid nada más aterrizar en Génova para que Ayuso tomara el control que Casado le había negado.
Juanma Moreno pactó con Virginia Pérez su salida de la dirección del PP de Sevilla. Lo hizo antes de las elecciones andaluzas del pasado 19 de junio. Moreno le aseguró un escaño en el Parlamento autonómico. La todavía presidenta de los populares sevillanos partió como número tres del PP por la provincia, tras la consejera Patricia del Pozo y el vicesecretario general del PP-A, Toni Martín, para unos comicios que el Partido Popular ganó por primera vez en la provincia.
Del mismo modo, Juanma Moreno se ha encargado de que haya una candidatura única en el congreso extraordinario de los populares sevillanos que se celebra este fin de semana, sábado 1 y domingo 2 de octubre, en la capital hispalense. Ricardo Sánchez, delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla desde que Moreno llegó al Palacio de San Telmo, en 2019, y exalcalde de Mairena del Alcor (2011-2019), será nombrado, con total seguridad, presidente del PP de Sevilla.

Un congreso de «unidad»

El presidente del Comité Organizador del Congreso (COC), el alcalde de Pilas, José Leocadio Ortega, ha señalado que éste será un congreso de «unidad» para que el PP de Sevilla «salga reforzado y centrado en defender a los vecinos de la provincia». Los populares sevillanos no van a perder «ni un minuto en mirar atrás», según Ortega.
A este cónclave también asistirá, en pro de la unidad, la presidenta saliente, Virginia Pérez, que intervendrá este sábado. También lo hará el vicesecretario general del PP andaluz y portavoz popular en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas, Toni Martín, que leerá un comunicado titulado ‘Seguir avanzando juntos es el reto. Preparados en Andalucía’.
En declaraciones para El Debate, el portavoz popular valora los cinco años de Pérez al frente del PP de Sevilla. «No le ha tocado una época fácil. Heredó una situación de falta de unidad en el partido. El partido nunca ha estado todo lo cohesionado que debiera, y eso en muchas ocasiones lo sufre el que lo dirige. Lo importante es que ahora por fin se ha llegado a un acuerdo de futuro, y todos los que formamos parte del PP de Sevilla, también Virginia, tenemos mucho que aportar».

Cinco años de disputas

Las disputas en el PP de Sevilla son anteriores al plan de Casado. El congreso de 2017 vivió una lucha de poder entre Juan Ignacio Zoido y Javier Arenas, dos expresidentes del PP andaluz que pugnaban por el control de la dirección provincial. Juan Bueno, quien optaba a la reelección, era el candidato de Zoido, mientras que Virginia Pérez, portavoz popular en la Diputación y a la postre ganadora, era la candidata de Arenas. Entonces hubo acusaciones mutuas de fraude electoral.
En paralelo, desde este viernes se celebra en Marbella el congreso del PP de Málaga, donde Elías Bendodo, proclamado coordinador general del Partido Popular nacional en abril, pasa el testigo a Patricia Navarro, delegada de la Junta en la provincia, después de 14 años como presidente provincial. Juanma Moreno, que clausurará ambos cónclaves, busca en Sevilla la «unidad» que tiene en Málaga y encomienda a Ricardo Sánchez la tarea de dejar atrás cinco años de disputas en el PP hispalense.
Comentarios
tracking