30 de enero de 2023

Felipe González y Alfonso Guerra saludan desde el balcón del Hotel Palace de Madrid el 28 de octubre de 1982

Felipe González y Alfonso Guerra saludan desde el balcón del Hotel Palace de Madrid, el 28 de octubre de 1982El Debate

Quien defiende España no sale en la foto

Alfonso Guerra, marginado en la celebración de los 40 años de la primera victoria del PSOE

La ausencia del ex vicepresidente del Gobierno en el acto de la calle Ferraz ha sido resaltada por varios analistas de la realidad política

durante la inauguración de la exposición que celebra los 40 años de la primera victoria electoral del PSOE, el 28 de octubre de 1982, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, congregó en la sede socialista de la madrileña calle de Ferraz a lo más granado del liderazgo socialista de las últimas cuatro décadas.
Allí, acompañando a Sánchez, que también es hoy el secretario general de los socialistas, estaban el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el exsecretario general, Joaquín Almunia, la vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el secretario de Organización del partido, Santos Cerdán, y la presidenta del PSOE, Cristina Narbona.
Llamó la atención una ausencia; la de Alfonso Guerra, (Sevilla, 1940), uno de los protagonistas de la elaboración de la Constitución de 1978, vicepresidente del Gobierno de 1982 a 1991 y, además, vicesecretario general de los socialistas de 1979 a 1997.
Pese a semejantes credenciales, Guerra no estuvo presente ayer en la sede de un partido, el Socialista, que lógicamente conoce a la perfección. Durante décadas, González y Guerra conformaron un tándem perfectamente engrasado, donde el primero desempeñaba las tareas más institucionales, mientras que el segundo gestionaba las cuestiones internas de partido y las campañas electorales.
El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, presentando en Ourense su libro 'La España en la que creo. En defensa de la Constitución' junto a Francisco Vázquez, ex alcalde de A Coruña

El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, presentando su libro 'La España en la que creo. En defensa de la Constitución' junto a Paco Vázquez, exalcalde de A CoruñaEuropa Press

Muy crítico por pactar con Podemos

Sin embargo, Guerra desde años posiblemente sea la voz más abiertamente crítica con la deriva del actual PSOE. Este hijo predilecto de Andalucía ha repetido en varias ocasiones que considera un «suicidio colectivo» el acuerdo de Gobierno entre los socialistas y Podemos alcanzado por Pedro Sánchez.
En sus intervenciones públicas de los últimos años, Guerra ha retirado que ve con «inquietud» el camino emprendido por «algunos políticos» que, a su juicio, han abandonado «el acuerdo general de aceptación de la Constitución como acta de paz», en clara referencia a Pedro Sánchez.
En su diagnóstico político, Guerra, como suele ser habitual en él, no se anda con circunloquios: considera que en la actualidad en España existe «el riesgo de desandar lo caminado en los últimos 40 años».
Guerra no ha desperdiciado ninguna de sus frecuentes intervenciones públicas en los coloquios y conferencia a las que suele ser invitado para pedir a los dirigentes políticos que «sean claros en la defensa de una España que se quiere y se admira», frente a las tesis independentistas como la de «trastornados», como, por ejemplo, «Carles Puigdemont».
«El propio concepto de España entra en crisis», enfatiza Guerra. En este contexto, formula una pregunta retórica «a la nueva elite política, joven e inexperta»; si le parecería bien «la desmembración de España en 17 Estados pequeños».
Comentarios
tracking